29 sept. 2017

Silencios inconfesables, Hjorth&Rosenfeldt

¡Hola! Es viernes así que es día de libros en el blog. Este viernes se lo dedico a  Silencios inconfesables, una novela escrita por los autores suecos Hjorth&Rosenfeldt, siendo ésta la cuarta entrega de la Serie Bergman. 

Estaba muy ansiosa y con muchas ganas de que saliera al mercado este libro porque había disfrutado muchísimo de las tres anteriores y además, la última entrega, Muertos prescindibles, me había dejado literalmente patidifusa por uno de los giros que había tomado la historia, giros a los que nos tienes acostumbrados los autores de esta serie, pero es que, aunque acostumbran a desconcertarte, la verdad es que de nuevo, no me lo esperaba. Se nota a la legua que son guionistas de cine y tienen la capacidad de dar golpes de efecto.

Y antes de que sigas leyendo te invito a que te unas a Hablemos de libros.



Sinopsis de  Silencios inconfesables (Serie Bergman 4) recogida en la web de Planeta de Libros:
Una familia es hallada asesinada en su propia casa. La Unidad de Homicidios de Torkel Hölgrund se hace cargo del caso, una investigación que se complica aún más al descubrir el cadáver del que era el principal sospechoso del crimen. 
Pero hay alguien que ha sobrevivido: Nicole, la sobrina de diez años de la pareja, cuyas pisadas llevan al gran bosque que se extiende tras la casa familiar. Sebastian Bergman deberá encontrarla antes de que sea demasiado tarde.

He de decir para empezar que, desde mi punto de vista, esta entrega es la que empieza más floja de las cuatro pero enseguida coges carrerilla y te metes de lleno en la historia, como siempre me he sentido totalmente abducida por Sebastian Bergman. Sus tejemanejes y forma de conducirse son  el todo de esta serie aunque los personajes secundarios están muy bien.



La historia empieza con una historia terrible, el asesinato de una familia entera con niños incluidos a primera hora de la mañana, mientras la familia hace sus quehaceres habituales en su domicilio. El crimen ocurre en una pequeña ciudad. Por ciertos motivos la policía local decide llamar al equipo de Torkel Hölgrund que se desplaza a la zona para dirigir la investigación. Éste es el punto de partida y a partir de aquí empieza todo el meollo. 

En  primer lugar quiero comentar que siempre que me enfrento a la reseña de una novela policíaca me siento menos libre de opinar sobre la historia  porque precisamente la intriga y el querer conocer son el principal aliciente que tiene el lector. A ello hay que añadir que hay un elemento diferente en esta historia porque precisamente pasó algo en la anterior y claro, tampoco quiero entrar en ello para no fastidiaros la lectura. Por tanto, intentaré sortear éstos obstáculos, empiezo por decirte que si te gustaron las tres anteriores estás ante una buena cuarta parte y que no te defraudará.

Reitero de nuevo que es preferible comenzar por la primera entrega, no recomiendo empezar por la última, no entenderás parte de las historias ni sabrás ni entenderás a Sebastian Bergman.

Es una historia de estas que te atrapan, tipo "page turner" porque para empezar resulta incomprensible el asesinato de una familia entera y naturalmente quieres conocer los motivos.

Son una familia normal que lleva una sencilla existencia y claro, en apariencia, no hay ningún motivo que pueda haber conducido a alguien a actuar contra ellos con tanta crueldad. Tal vez una espera que detrás de esta abominación se encuentre  un asesino en serie, una persona antisocial y carente de sentimientos y empatía. Como ocurre en la mayoría de los casos de asesinato reales los móviles del asesino, no es que sean más corrientes, es que son por motivos más básicos. Obviamente sigue siendo incomprensible que ciertos motivos impulsen a quitar la vida a seres indefensos y nadie puede creer que el asesino no esté perjudicado de alguna forma, pero os cuento todo ésto porque me ha gustado que el móvil del asesinato, que tanto cuesta averiguar a los investigadores, sea tan mundano, pero precisamente por tal motivo, es más terrible porque es esta característica lo que lo hace de este crimen algo además de incomprensible totalmente inhumano. Y me gusta que esta serie tenga un poco de todo, los crímenes investigados por la unidad de Torkel en la primera y segunda novela, no tienen nada que ver con la tercera y la cuarta. No se han encasillado en el típico asesino psicópata y eso me parece más realista.

La muerte del principal sospechoso al principio de la historia da pié a una investigación más elaborada si bien creo que el mayor aliciente de estas novelas son las historias que se arrastran desde el inicio de la serie. Las historias personales de los personajes tienen una gran entidad y creo que es un punto a su favor.

Y en esta novela tenemos un poco de todo, algún que otro político, fiscales que se equivocan, Sebastian haciendo de las suyas... y otra de las cosas que me ha gustado es que intuyes un atisbo de esperanza para Sebastian Bergman, una salida hacia delante aunque tendrás que leerlo, no te digo más y créeme no te he revelado nada.

Gracias a la editorial por enviarme un ejemplar.

2 comentarios:

  1. Aun no he empezado esta saga,pero la tengo presente. Preciosa foto la que sales en picado, leyendo.
    Un besito!

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios