17 feb. 2017

Reseña de la novela, Secretos imperfectos

¡Hola! Hace unas semanas os contaba alguna de las novedades con las que ya contaba mi estantería. Una de ellas era Secretos Imperfectos escrito por dos autores, Hjorth y Rosenfeldt, los guionistas de The Bridge, el primero de una serie, Serie Bergman, que estaba deseando leer y que me he durado apenas tres días, un libro de esos que me hacía falta después de varias lecturas más densas, necesitaba algo policíaco, un page turner, meterme de lleno en una investigación y pasar un buen rato.

Secretos Imperfectos

Sinopsis de Secretos imperfectos (Serie Bergman 1) obtenida en Planeta de libros:

Un joven de dieciséis años ha sido brutalmente asesinado. Un brillante equipo policial, dirigido por el experto criminólogo Torkel Höglund y el eminente psiquiatra criminal Sebastian Bergman, sigue la pista al asesino.
Todo son callejones sin salida y secretos por todas partes. Un misterio de difícil resolución y una trama adictiva hasta el insomnio.

Mi opinión:

No sé como se las arreglan los nórdicos para escribir libros policíacos que te atrapan desde el primer momento pero lo hacen y muy bien. Hay mucha novela negra en el mercado literario y de nórdica también, pero no suelen defraudarme. Si habéis leído novela nórdica sabréis que tienen un estilo determinado y peculiar- con sus diferencias entre autores,claro que sí- pero son inconfundibles.

Esta novela está muy bien construida, muy bien hilada, con giros inesperados, con la suficiente dosis de intriga para mantenerte aferrada a sus páginas, tensión que va en aumento,  con una historia que va desvelándose de forma muy activa y adictiva y llena de sorpresas, buenas dosis de investigación repartida entre los diversos personajes, una historia que te mantendrá pegada al libro pero sobre todo destaca por uno de sus protagonistas, un psiquiatra criminalista llamado Sebastian Bergman, que da nombre a la trilogía.

Como investigación policíaca me ha gustado, la historia es buena y la forma de contarlo es muy efectiva, con deciros que no conoceremos al asesino hasta casi el final de la historia pero el narrador empieza hablando de un  hombre que no era un asesino, sin embargo arrastra a un joven muerto por una ciénaga, lo llamará así toda la novela. La historia tiene muy buen ritmo y un buen nivel de intriga que mantiene todo el tiempo de manera que no puedes dejar de leer, a mi me ha parecido que va increscendo, de menos a más pero te atrapa desde la primera página. A medida que vas leyendo es más adictiva y eso me gusta. Los capítulos son cortos y está narrado en tercera persona de forma sencilla pero audaz, te cuenta de forma muy correcta la psicología de los personajes, son más complicados de lo que parecen y se ahonda en la personalidad de los mismos de forma metódica durante la novela pero sin revelarlo todo de manera que mantiene la tensión, sabes que hay algo oculto y no puedes dejar de leer porque quieres saber qué es. Los personajes son consistentes, complejos.

Los autores, foto de El Buho entre libros


Al mismo tiempo se habla de temas trascendentes, la soledad, la falta de comunicación entre padres e hijos. Resulta descorazonador contemplar cómo en algún momento se rompió la conexión entre una madre y su hijo o incluso ver que tal vez no existió nunca,  tal relación entre un padre y su hijo. Este hecho, la falta de conexión, está presente en toda la historia a través de los diversos personajes e incluso con el propio Sebastián Bergman. Es un thriller pero trata como digo temas de rabiosa actualidad como el acoso escolar, la soledad que puede atravesar un adolescente y el intento desesperado de encajar a toda costa en el Colegio, con los demás compañeros, son temas que se tocan de forma palpable.

Hay un equipo de policías que me han gustado mucho porque hay "feeling" entre ellos, además forman un buen conjunto de personajes que a mi me da que van a tener permanencia y que se les dará mayor o menor protagonismo, pero me gustan como equipo, me gusta la disparidad de personalidades con sus diversas funciones, me ha gustado sobre todo Vanja por su personalidad, creo que es un personaje que nos dará mucho juego en lo sucesivo, todo ellos sin restarle protagonismo a Torkel, Ursula y Bill.

El nombre de la serie como decía se debe al personaje principal, Sebastián Bergman, no es policía pero es psiquiatra criminal por lo que trabaja codo con codo con la policía, es el protagonista y es un hombre muy prepotente y egoísta, muy mujeriego aunque más bien es una adicción, es un personaje complejo con el que es difícil sentir empatía por cómo actúa en general con cualquier persona, es antipático como regla y amable excepcionalmente. Se mete en la investigación por sus propios intereses lejos de hacerlo porque quiere ayudar a coger al asesino, no es un héroe, no está por la justicia, etc. pero le vas cogiendo simpatía, vas conociendo detalles y  que sus imperfecciones como ser humano tienen que ver con su niñez y con algunos acontecimientos trágicos que han marcado su vida. La verdad es que el personaje es lo que hace que la novela resalte sobre otras del mismo género pero creo que los autores han conseguido que éste no se coma a todos los demás. A pesar de las diferencias te gustan los demás personajes que combinan perfectamente con Sebastian aunque como comprobaréis la relación entre ellos y Bergman es de todo menos idílica. Aún así he de decir que me gusta el elenco de personajes, me gusta la transparencia con la que se enseña los sentimientos de todos.

Ya tengo los dos libros que siguen a éste, me decía el otro día que mejor leer otro entre medias pero ha sido inevitable, Sebastian Bergman me ha pillado y ya estoy con Crímenes Duplicados, el 2º de la saga.

¿Lo recomiendo? Claro que sí.

1 comentario:

  1. Jajaja...qué razón tienes con lo de los nórdicos, chiquilla!
    Lo ficho, que ya sabes que el thriller me encanta.
    Un besazo!

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios