23 ene. 2018

Compras rebajas (I) otoño invierno 2017-2018

Hola, este año he picado bastante en las rebajas aunque estoy muy orgullosa de mis compras. Hasta ahora ninguna compra que no considere necesaria. No he hecho ninguna lista aunque quizá mental ya que tenía muy claro lo que necesitaba. He dividido la entrada en dos partes para no hacerla muy larga. Aunque creo que estoy servida, tal vez compré algo a lo último, si encuentro alguna ganga aunque de momento estoy más que satisfecha con lo que he adquirido. Casi todo lo he comprado con un 50%  así que estoy muy contenta. ¿Qué os parece?

Empezamos con dos jerséis de la marca Lauren Ralph Lauren que son las prendas estrellas. Me costaron alrededor de 60€ cada uno, uno más cerca de los 50 y otro más cerca de los 60. 

Este primer jersey me gusta porque además de que es gordito,es de color granate. Tenía muchas ganas de algo en este color. En la anterior entrada de compras ya pudisteis ver que he comprado bastantes jerséis que simulan una camisa debajo. En este caso más que una camisa parece una blusa por la tela. 



Tengo un problema con el azul, me compré este pero me tuve que contener para no seguir comprando azul, también de la misma marca. Me encanta los detalles de los botones, estilo marinero, con vaqueros queda genial.




De la marca Caroll me compré este jersey de color marrón suave con cuello y solapas en blanco, es muy bonito y lo veo ideal para un día de oficina un poco más informal. Unos 30 y pico.



Complementos:

Llevo loca por esta boina toda la temporada pero era una prenda que no estaba segura de si la utilizaría así que no tenía ganas de gastar, finalmente me la compré en rebajas a mitad de precio ( unos 15€). Es del Corte Inglés y la foto no le hace justicia alguna. En Sevilla que nos pilló con un gran frío los dos primeros días me hizo un grato servicio.




Este gorro no es de rebajas ya que me lo regalaron los Reyes Magos pero no os lo había enseñado. Es precioso y  con pompón, me encanta. También del Corte Ingles.


Zapatillas, estoy en ese momento en que me ha quedado claro que mis pies necesitan zapatillas así que tomé la decisión de tener un gran elenco. Estas son de Pepe Jeans, con tela y cuero negro, con bastante plataforma. Son comodísimas ya que he pateado mucho con ellas estas mini vacaciones en Sevilla y lo he comprobado y me gustan mucho. 53€. La compra la hice online.





 Hasta aquí la entrada de hoy. ¿Qué os parecen?

20 ene. 2018

Reseña de la novela "Reino de fieras" de Gin Phillips

¡Hola! Hoy reseño la novela, "Reino de Fieras" de Gin Phillips. Es una novedad editorial que salió a la venta  el pasado 18 de enero.  Leí en la contra cubierta  que, The Guardian, decía que era un libro " rebosante de adrenalina...Te mantendrá al borde del asiento" y no podría estar más de acuerdo. Es un libro fugaz porque lo lees casi del tirón pero cada palabra vale, te cuenta muchísimas cosas sobre la naturaleza humana. Para que os hagáis una idea empecé a leerlo el día 18 y hoy estoy reseñándolo. 




Sinopsis recogida en la web de Me gusta leer:
Lincoln es un buen niño. Con cuatro años es curioso, inteligente y bien educado.
Hace lo que su madre le dice y sigue las normas.
«Hoy las reglas son distintas.Y las reglas dicen que nos escondamosy no permitamos que el hombre del armanos encuentre.»
Cuando un día feliz en el zoo se convierte en una pesadilla y Joan se ve atrapada con su hijo, deberá hacer acopio de todas sus fuerzas y encontrar el coraje para protegerlo a cualquier precio; incluso si eso significa cruzar la línea entre el bien y el mal, entre la humanidad y el instinto animal. Una línea que nadie imaginaría nunca traspasar.
Pero, a veces, las normas son diferentes

Mi opinión: 

He disfrutado muchísimo de la lectura. El planteamiento de la historia me ha parecido brillante con un texto muy ameno y fácil de leer. La historia transcurre en un margen temporal muy breve, tres horas, y eso hace que la historia se cuente de una forma ágil y rápida, no podrás dejar de leerla. Sentirás que quieres que todo salga bien para Joan y Lincoln, los protagonistas absolutos de esta historia. Padecerás y sonreirás por ellos, madre e hijo.

Es un thriller pero menudo thriller. El argumento podría ser uno de tantos, una reproducción de alguna masacre norteamericana de la que hemos leído en los periódicos, tipo  la matanza de Columbine.

Una madre y su hijo de cuatro años se ven atrapados en un zoo americano que ha sido tomado, tienen la oportunidad de sobrevivir escondiéndose, etc pero en este caso estamos ante un planteamiento magnífico ya que la autora lo ha usado para ponernos al límite, meternos en la piel de Joan que quiere ante todo, proteger a su hijo Lincoln,  para que sobreviva. 

Es un libro que viviremos inténsamente seamos madres o no. Yo no lo soy pero he hecho mías cada angustia de Joan, cada dilema que se plantea, cada disertación de su relación con su hijo porque esta historia habla de la irracionalidad del amor de una madre hacia su vástago. La autora nos habla de la esencia de la maternidad, del instinto de protección pero también nos hace conocer a Joan y lo hace a través de las historias que recuerda, con su marido, su niñez, la curiosidad que sentía por todo lo que la rodeaba que intenta trasmitir a su hijo, la relación con su madre que es la inversa que tiene con su propio hijo, las historias con su tío. Con todos los pensamientos y recuerdos de Joan nos ha contando cómo es ella y cómo es su relación con Lincoln pero básicamente entendemos que  no existen límites a la hora de protegerlo de la muerte, del dolor. La frontera entre el bien y el mal se diluye, los principios morales se deshacen ante la disyuntiva de salvar a tu hijo de la muerte. 

Así esta historia es un thriller psicológico pero me ha parecido magníficamente planteado, con una ejecución brillante de principio a fin. Como decía al principio y parafraseando al diario, The Guardian,  me he sentido literalmente al borde del asiento y he disfrutado con la lectura, con las conversaciones de Joan y su hijo. He girado páginas a toda velocidad y he deseado no tener que ir a comer para continuar la lectura.

He empatizado con los estragos que ha pasado Joan intentando que su hijo no hable alto, que no llore porque tiene hambre. ¿Cómo hacerle entender al crío que hay hombres malos aguardándoles, que el silencio es la única salida, que hay que susurrar para sobrevivir? Al mismo tiempo he disfrutado de la personalidad de Lincoln, ¿cuántos niños conocemos de cerca que tienen personalidades únicas? Personitas que tienen su propia forma de hacer las cosas e interactuar con el mundo. Todo eso está muy bien narrado en esta historia. 

Sobre todo me ha parecido un libro sincero sobre los miedos más básicos del ser humano, las decisiones que se toman en una situación límite, no son las mismas que se tomarían cómodamente sentados en el salón de tu casa. Pero ante todo es un libro que habla de lo más importante, el amor.

Al mismo tiempo la autora ha sabido encajar muy bien en la historia a los secuestradores, a no dejarnos al margen de ellos y sus razones, de analizar el perfil del "psicópata", su poco encaje en la sociedad, sus traumas de pequeño pero sin justificar sus actos ni entenderlos. Están en la historia porque son los artífices de la situación y los ha sabido encajar muy bien.

Una lectura amena y rauda, te sumerges en sus páginas hasta que finalmente llega el desenlace. Es un libro que recomiendo muchísimo.

19 ene. 2018

Cuida tu cabello con productos de peluquería

Hola, hace poco os decía que me gusta mucho usar buenos productos para el pelo y lucirlo muy bien.

Y a qué me refiero cuando digo lucirlo muy bien. A que el rizo esté definido pero de forma natural y que además el producto minimice al máximo el encrespamiento que como sabéis con la humedad existente en Mallorca, se triplica sin remedio.  Tengo pendiente una reseña de un producto para pelo que seguro que os va a gustar pero como me gusta probar siempre ando a la búsqueda.

Como ya sabéis me gusta usar productos de diversas categorías, combinar productos de gama media con otros, algo más buenos, pero sin duda, lo que me gusta mucho, por los resultados y el acabado, son los productos de peluquería, ya que te dejan el pelo muy bien y sobre todo tienen en cuenta tu problemática capilar. Lo que tu pelo realmente necesita. Y esto es algo que creo que sirve para todo tipo de pelo, tanto liso, ondulado como rizado.

Todas las que tenemos el pelo rizado sabemos lo difícil que era encontrar productos específicos para el pelo rizado y digo era, porque ahora tenemos dónde elegir si bien a mi, en lo que a definición del rizo se refiere, sigo prefiriendo algunos productos de gama profesional porque tienen en cuenta las problemáticas que os comentaba.

Uno de los que estoy valorando son estos productos que os enseño a continuación aunque en esta página, cabello básico, encontraréis productos para todas las especificaciones, grasos, decolorados, finos, ondulados, rubios, secos, sin brillo, etc. Lo que me gusta del comercio online es que puedes entretenerte buscando en la red el producto que se acerque más a lo que estás buscando. Existen todo tipo de productos profesionales de peluquería al alcance de un sólo click.

Y vamos a ello, estos son los productos que estoy valorando para futuras compras. ¿Qué me recomendáis?

Aceite mediterráneo anti-encrespamiento con aceite de pistacho y oliva. Previene la deshidratación y elimina el encrespamiento sin engrasar. 



 500 gotas Voltage con células madre. Sérum reparador intensivo sin aclarado, aporta brillo, volumen e hidratación. 

Para los días con prisa me parece ideal este producto:Acondicionador reestructurante sin aclarado Nutri Care Fanola.

Un producto que me tienta muchísimo es esta Crema Bifase Activadora de Rizos Twin Curl Osis X 125 Ml - Schwarzkopf y eso porque siempre ando a la búsqueda de productos que convierten el cabello rebelde y encrespado en unos rizos brillantes, elásticos  y llenos de vitalidad.


No digas nada de Brad Parks

¡Hola! Hoy es viernes y hay reseña, y también entrada doble por si te apetece leer mi entrada sobre productos de peluquería ( aquí).



Sinopsis recogida en la web de Me Gusta Leer:
El juez Sampson no presume de una vida perfecta, pero la realidad lo confirma: tiene un trabajo de prestigio y una familia a la que ama. No ha fallado una sola vez a la cita semanal con sus gemelos, el día de Piscina con Papá, hasta que cierto miércoles recibe un mensaje de su mujer, Alison, en el que le comunica que ella recogerá a los niños.
Sin embargo, cuando Sampson llega a casa descubre que sus hijos no están con su madre y que no ha sido ella quien le ha enviado el mensaje. En ese momento el teléfono suena y comienza la pesadilla de cualquier padre: los han raptado. Si el juez no sigue ciertas instrucciones y no falla a favor en un caso que lleva, las consecuencias serán terribles.
No digas nada es una novela de Brad Parks un thriller judicial estilo John Grisham. 
Esta es la primera novela de este autor que leo y me ha gustado. Es un thriller judicial porque la trama se desarrolla alrededor de un Juez que nos narra la historia, sus funciones y en el contexto del mundo judicial. 

Es una novela que se lee con buen ritmo, con momentos frenéticos y otros un poco más lentos. En general me ha gustado pero no le doy máxima puntuación por lo que os digo más abajo. Dicho esto es una novela para pasar un buen rato.

El Juez Sampson vive una vida idílica junto a su mujer y sus hijos,  unos gemelos, niño y niña. Una vida apacible y sin sobresaltos pero con todo aquello que uno puede desear. Un miércoles, el día en que disfruta con sus hijos de la tarde de la piscina, el Juez Sampson, recibe un mensaje de texto de su esposa, en el que le dice que no recoja a los niños que lo hará ella. Más tarde, en casa, resulta que su esposa no le había mandado el mensaje y los hijos han desaparecido, no tardan en saber que han sido secuestrados ya que reciben una serie de instrucciones de los secuestradores, no quieren dinero sino usar al juez para conseguir una serie de propósitos judiciales. Digamos que necesitan una resolución que está en manos de este Juez federal. ¿ Cuál será dicha resolución y por qué? A partir de aquí se desarrolla la historia, el Juez Sampson y su esposa deciden plegarse a las exigencias de los secuestradores, nada de policía, silencio total.

La narración la realiza el juez de manera que vemos desde su punto de vista su angustia por el devenir de sus hijos y también la claudicación de sus principios y deberes como juez, ya que debe plegarse a las exigencias de los secuestradores. En este sentido, la trama está bien hecha e incluso me pareció muy bien ejecutado la intriga de saber qué caso quieren amañar y en beneficio de qué y quién debe inclinarse. Al mismo tiempo la narración partiendo del Juez nos permite aliarnos con este personaje y  distanciarnos de los demás, que quedan en un segundo plano, lo que ayuda a que entendamos la sospecha hacia todos porque el Juez llega a sospechar de todos, a no fiarse ni de su propia familia y amigos. Es una paranoia causada por el miedo, las mentiras de unos y otros, detalles que uno va observando y que no cuadran.  Al mismo tiempo, en paralelo, leemos sobre los secuestradores e incluso, en ciertas ocasiones, de los niños. Aparte de toda la intriga y la desesperación que sufre el matrimonio, el autor nos enseña también la belleza de la cotidianidad, como, las cosas más anodinas, como la tarde de la piscina, la noche de las tortitas, esos momentos que se crean en familia, son lo verdaderamente importante.

Es una historia con giros y "regiros", con sorpresas varias y en general, es un "page turner", engancha bastante. Si que es cierto que el autor se regodea en algunas situaciones y momentos algo sentimentales, en narrar el día a día de unas personas que deben sobrellevar la ausencia  sin que nadie pueda saber qué ha pasado, la complicación de ese día a día, las noches en vela de unos padres desesperados. La distancia que se va creando entre el matrimonio en proporción al abismo de la desesperación que a medida que los días pasan, va en aumento.

Y aquí viene mi pero. Creo que el autor ha querido rizar demasiado el rizo, lo ha liado al final. Tenía un buen argumento, con todas las piezas que podían encajar, con un buen final al alcance porque todo está allí en la novela. El motivo, el porqué del secuestro, del amaño pretendido es un buen argumento perfectamente creíble e incluso inesperado pero sobraba parte del final, lo ha complicado tanto y le ha querido sacar tanto jugo que le ha deslucido algo la historia, al final lía un poco la historia, la hace incluso demasiado larga. A veces incluso se saca alguna explicación o hecho que no sé de dónde lo saca.

Aún así, creo que es  una buena lectura, muy entretenida. Quiero leer más del autor porque el estilo me ha gustado.

18 ene. 2018

Mi pequeña catarsis para este año

¡Hola! He estado ausente unos días porque he estado de viaje en Sevilla, una ciudad que me encanta y que desde hace años me tiene robado el corazón. No me canso de volver, visitar de nuevo las atracciones más importantes y conocer otras nuevas. Voy a preparar una especie de "travellog" para enseñaros parte del viaje aunque esto me recuerda que tengo pendiente contaros una mini escapada que hice en noviembre a Santiago de Compostela.

Ya sabéis que de tanto en tanto me gusta hacer alguna entrada de cuidarse, de pequeñas metas y estamos a principios de año, es ese momento en que nos ponemos nuevas objetivos y propósitos, aunque con el tiempo he ido adquiriendo la filosofía de que cualquier época del año es buena para estos menesteres si bien  es cierto que enero y septiembre, son ideales para esa especie de catarsis, el momento de expulsar malos hábitos, desintoxicarse de los abusos y de las cosas malas de la vida y proponerse alguno que nos haga mejor la vida.  El año pasado os hablaba de que más que hacer dieta me proponía comer de forma diferente y la verdad es que funciona y hoy quiero hablaros de varios propósitos y truquillos que he empezado a hacer este año y que me van muy bien.

Ahí va mi pequeña catarsis para este año.

1.- Quitarse la papada. Siempre he sido de tener las caderas grandes, me molesta la grasa de los brazos pero no hay nada que me reviente más que la papada, distorsiona el rostro, la sonrisa queda ubicada entre dos pómulos gruesos y en mi caso no me gusta nada de nada, ya que no me veo nada bien y me tira un poco abajo la autoestima. La tabarra que le doy a mi novio con cada foto que me hace  y en la que se aprecia la papada como si fuera culpa suya me pone de mal humor y de paso a él también porque de forma irracional le echo la culpa. Hay dos formas de quitársela, una, mediante la liposucción o lipoescultura , una técnica de cirugía para la eliminación de los depósitos grasos y, la segunda, es dieta y ejercicios específicos para la zona. El aumento de peso es la principal causa pero  lo cierto es que los ejercicios vienen muy bien si aumentamos y bajamos constantemente de peso, la piel de esa zona  se resiente mucho y hay que tomar cartas en el asunto. 

Ejercicios:
En La Vida Lucida podréis leer sobre cómo hacerlos

Y también es muy importante mantener esa zona muy hidratada, es algo que hago desde siempre pero me he propuesto masajear mucho más esa zona e insistir en los ejercicios.

2.- Hidratar mucho las zonas faciales que se depilan, zona del ojo y labio superior. Ya te depiles con cera, pinzas o hayas optado por una depilación facial definitiva, ya que cada vez hay más gente que se las hace porque  es es una técnica con láser y luz pulsada y que tiene pocos efectos secundarios, hay que cuidarse las zonas que depilamos. Hay que profundizar los cuidados en las zonas depiladas mediante el uso de protectores solares( siempre uso) pero sobre todo después de la depilación. Y lo que me he propuesto es una hidratación constante y profunda mediante un masaje exhaustivo del labio superior. Aunque me cuido la cara cada día me he incluido para este 2018 la meta de ser más constante con algunas zonas, la piel del labio superior y los párpados son mis objetivos para este año, no quiero poner crema y nada más sino insistir en la zona con un masaje. Para la zona de los ojos he comprado un producto de Biotherm que es específico para los párpados y  cuyo objetivo es abrir un poco la mirada porque el paso del tiempo y la depilación de las cejas, hace que los párpados se caigan y los ojos se vean más pequeños.

3.- Ser más ordenada.- Parece una chorrada pero no soy ordenada y eso me da mucho más trabajo que hacerlo en el acto, son cosas que me molestan de mi misma. Dejo las cosas por ahí tiradas y este año lo he empezando poniendo todo en su sitio, para algunos es un acto natural pero para mí lo natural es tirar la ropa en la cama, en la silla, dejar el bolso en cualquier lado en lugar de recogerla directamente en el armario y lo mismo hago con todo. No quiero volverme una obsesa pero si reinvertir la situación.

4.- Tomar antioxidantes naturales, mi opción ha sido chía y limón en ayunas, nada más levantarme. Pongo la chía en agua la víspera antes ( bueno todo lo hace Toni que también se ha apuntado)  y luego por la mañana le añade zumo de limón y lo bate. Se toma en ayunas y me gusta, a mi me gusta recién batido, creo que el aroma y el gusto es mejor. No creo en los milagros pero si que creo en las propiedades de algunos productos. La chía es antioxidante, tiene mucha fibra, previene la gripe, es depurativo y el limón que os voy a decir. Hace casi 18 días que lo tomo sin falta ( excepto de viaje). Hay quien le echa miel o edulcorante para endulzar pero yo me lo tomo de un trago, un vaso bien grande y estoy muy contenta.

Foto de la Huertadealmeria.com
5.- Pequeñas escapadas. Me encanta viajar. Aunque hace muchos años que me dedico a mi trabajo en el último año hemos abierto otra oficina de la que me ocupo, eso ha hecho que esté muy ocupada en el trabajo y que no haya viajado tanto como quisiera. Mi propósito es hacer más escapadas porque me ayudan a ser más feliz, a tener por delante ese plan y esa meta. Hemos empezado con un viaje a Sevilla y ya planeamos otro. 

Hasta aquí los pequeñas objetivos que tengo para este año. Son pequeñas cosas porque por suerte las grandes cosas ya las tengo  y por eso estoy muy agradecida.

¿Qué pequeñas cosas vas a hacer este año?