9 mar. 2015

Dos aceites que no debes dejar de incorporar a tu rutina de belleza


¡Hola! Cuando mejor puedes hablar de un productos es cuando llevas un tiempo familiarizándote con ellos. Hoy hablamos de dos aceites de la marca  Baya de Oro, aceites que, desde nuestro punto de vista, no debes dejar de usar no sólo por sus cualidades nutritivas sino por  las olfativas. Dos productos que te confortan y te miman a partes iguales.


Empezamos con el aceite facial de Argán y caléndula que ha estado probando Lucía.



Lucía  ha estado probando durante varios meses el aceite facial de Argán y Caléndula de Baya deOro, no tardó en sumarse a ésta prueba su marido pues enseguida le gustó por el olor. Este aceite es nutritivo, ella lo ha usado esencialmente por la noche como complemento a su rutina nocturna y está plenamente satisfecha. Le gusta porque en primer es muy relajante, su olor a cítricos es buenísima y relaja muchísimo, te hace olvidas las tensiones diarias y es un complemento fantástico para coger el sueño. Tanto es así que incluso le parece que le ha ido bien para paliar alguna jaqueca. Por otro lado, el aceite hidrata de forma intensa, deja una pequeña película en la piel que no es nada empalagosa, la piel se despierta elástica y muy suave. A largo plazo se nota la piel perfectamente hidratada sin que le falte de nada, está tersa, iluminada, sana, ¡feliz! La ha usado tanto sóla como acompañada de una crema nutritiva, tanto si se usa como un sérum o por sí sola, resulta fantástica y le parece que es ideal  tanto para el invierno como para el verano. Hay que añadir que cunde mucho por lo que con unas gotas te hidratas toda la cara,  es un producto que te dura mucho tiempo.

Juana, he probado el aceite corporal nutritivo de macadamia y albaricoque.



Me gusta muchísimo tener aceites y los corporales son un básico de mi rutina de belleza. Este aceite me ha gustado especialmente,  su olor es muy agradable,  a mi me recuerda a magdalenas, es dulce y cálido pero no empalaga y deja una huella sutil en la piel. Lo he usado de dos maneras, sobre la piel mojada tipo aceite para niños que es como suele gustarme más. Me encanta porque te deja la piel suave, elástica y muy hidratada, una fina película queda sobre la piel de forma que ésta tiene un aspecto satinado que me encanta. Para esos momentos en que por el frío necesitas urgentemente una hidratación extra lo he usado de noche, directamente sobre la piel, masajeándola por todo el cuerpo y después el pijama. En eso me uno a Lucía porque además de obtener una nutrición extra te vas a dormir con un olor cálido, de horno, ¡me encanta!. Lo he usado mucho y todavía me queda bastante por lo que es un productos que es bueno, cunde y te hace una buena función.

Dos experiencias buenísimas y altamente recomendables y además, ¡hecho en España, artesanal y ecológico! 

Recordad que hablamos de ellos aquí.

6 comentarios:

  1. mmm muy interesante, tomo nota
    http://diannetho.es/tartan/

    ResponderEliminar
  2. Los aceites cada vez se usan más, quizás me iría bien a mi piel. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa!!
    Me alegro de que os hayan ido tan bien... yo tambien uso desde hace ya aceites corporales por ejemplo el de rosa mosqueta y el de argan (y para el pelo) para el rostro solo el de arbol de té, que me seca los granitos de maravilla... besines

    ResponderEliminar
  4. Justo me vienen muy bien ahora, para una cicatriz que tengo! Un beso.

    http://mumandme-trapitos.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Gracias por estas recomendaciones, el primer aceite me interesa mas, es para la cara y seguro que no es tan graso como las cremas hidratantes! :) Un besazo!

    Lucia Gallego Blog
    Lucia Gallego Blog Facebook

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios