21 abr. 2017

Reseña del libro, Quererte no es sólo cuestión de suerte de Kate Eberlen

¡Buenos días! Viernes de libros y se avecina el día internacional del libro y la estupenda fiesta de Sant Jordi de rosas y libros, ¡menuda combinación fantástica! Bueno pues hoy te recomiendo un libro que he leído durante la Semana Santa y es casi como si lo hubiese reservado para ese momento porque lo tenía desde hacía unos meses. Pero la portada y  el argumento me invitaban a una hamaca o para el caso unas rocas y una toalla después de un chapuzón. Y ha sido así, esas horas sin prisas, las mañanas sin nada que hacer más que tomar café en pijama han sido el marco idóneo para esta lectura. Vamos allá sin más preámbulos.


Sinopsis recogida en Planeta de Libros: 

Tess está en Florencia apurando las vacaciones antes de empezar la universidad. Gus también está en Florencia de vacaciones, pero lo único que desea es escapar de todo. Durante un fugaz segundo, sus vidas se entrecruzan y en los siguientes dieciséis años todo parece indicar que están predestinados a no conocerse… ¿O quizá sí?
Las potentes voces de los dos protagonistas, narradas en primera persona, nos guían a través de sus vidas por separado pero en ellas siempre viven experiencias similares, durante más de dos décadas de tragedias, felicidad y experiencias únicas. Ellos son los irresistibles protagonistas de la mayor historia de amor de su generación.
«Se cruzan, se intuyen, se oyen. Sin embargo, a veces tienen que pasar veinte años para reconocer al amor de su vida.»

Mi opinión: Es una novela que narra la historia de dos jóvenes que parece que están destinados a conocerse y enamorarse. Empieza en  Florencia con un encuentro fugaz y a partir de allí vamos a conocerles por separado durante unos 16 años, ¿se conocerán?

Me ha gustado la forma de narrarlo en primera persona alternando capítulos, uno de Gus y otro de Tess, de forma sucesiva. La narración en primera persona nos permite conocer al personaje de forma más profunda pues conocemos sus sentimientos, miedos y anhelos más profundos. La cubierta y el argumento parecen sugerir una novela divertida sin más aunque no es así. No todo en  la vida de estos personajes va a ser un camino de rosas, ambos cargan con una serie de pesares, obligaciones, frustraciones, etc que les motivan y predisponen para vivir la vida de una manera determinada, no son personajes ideales y no siempre sentirás empatía con cada una de sus decisiones pero todo el mundo tienen sus cosas y esta no es una novela edulcorada, nadie es enteramente perfecto aunque esto no hace que no desees que las cosas les vayan bien. 

Aún así no quiero dar el mensaje de que es una lectura profunda y amarga, de esas tan duras que aunque dejes el libro sigues pensando en ello. No es así, no es una lectura difícil sino amena y para leer del tirón en unos días. La autora consigue un libro fluido 


¿Existen las oportunidades de ser feliz aunque no todo haya salido cómo esperabas? Esto es la pregunta que puedes hacerte cuando vas leyendo la historia de ambos. O tal vez esta otra, ¿estás seguro de que eso es lo que querías ser?

Vas viendo cómo cada personaje va evolucionando, cómo gestiona todo lo que les ha pasado y cómo lo afrontan y por qué deciden tomar esos caminos. ¿Confluirán alguna vez?

Sin ser una novela que me ha entusiasmado si que creo que es una buena lectura.

1 comentario:

  1. Parece interesante, aunque con personajes tan jóvenes no me siento identificada y me cuesta algo enganchar.
    Un besazo!

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios