7 abr. 2017

De parte de la Princesa muerta de Kenizé Mourad

¡Hola! Por fin con tiempo de sentarme un rato y escribir la reseña de una novela que tiene ya sus años pero que yo he leído este año con ocasión de una edición conmemorativa que ha sacado la Editorial Espasa por su 30 aniversario. La cubierta del libro es preciosa y me ha parecido una lectura muy agradable y valoro positivamente la misma aunque me ha parecido al principio algo lenta pero más abajo os explico que luego he entendido el por qué. Lo recomiendo sobre todo para aquellos que os gusten las novelas históricas ricas en detalles porque esta novela habla intensamente sobre los acontecimientos históricos de una época convulsa en diferentes países y también sobre ideologías varias, religiones y creencias, sobre el papel de la mujer, es también el retrato de una época y la autora no pierde detalle. ¡Os lo cuento a continuación!


Sinopsis, recogida en la página de Planeta de libros: 
Una novela inolvidable, que nos sitúa en 1918 en la corte del último sultán del Imperio Otomano. Su nieta, la princesa Selma, tiene siete años cuando ve cómo se desmorona su mundo. Condenada al exilio, la familia del sultán se traslada a Líbano. Este será el principio del complicado viaje que Selma hará a lo largo de su azarosa vida, un camino que la llevará a la India y a París y en el que encontrará al amor de su vida… y lo perderá para siempre. Kenizé Mourad, la hija de Selma, relata con emoción y hondura la historia de su madre, su propia historia.





La autora es Kenizé Mourad y es la hija de la protagonista de la historia, es la hija de Selma, una princesa otomana. Kenizé Mourad escribió la historia de su madre a través de documentos, entrevistas, viajes, etc y esto es uno de los puntos que hace más interesante esta novela.







Mi opinión: Es una novela larga y transcurre en cuatro países diferentes, cada etapa de la vida de esta princesa esta dividida en países y todo lo que nos cuentan los vemos a través de los ojos de la princesa Selma.

Empieza la historia en la niñez de esta princesa, para mi esta ha sido la parte que menos me ha gustado, con altibajos, había momentos que sí pero otros que no,  pero a medida que avanza la historia la he disfrutado más y he entendido el por qué de dar tanta importancia a la primera parte, a la niñez de una princesa que corretea por el palacio, que vive como una princesa, que tiene esclavas, kalfas, eunucos,  la autora intenta ponernos en situación, nos enseña las costumbres del Sultanato, Sultanes que serán los últimos,  pero creo que precisamente  es necesario para que entendamos al personaje, a la adolescente, a la joven, a la adulta que luego es Selma y a otros personajes que la acompañarán como su madre, su eunuco Zeynel.

La historia como digo es rica en detalles políticos e ideológicos y esta dividida en cuatro partes. Empezamos en Turquia en la corte Otomana, en un momento histórico y como os decía empieza por enseñarnos la típica vida de una princesa otomana y sus costumbres, pero esta época es  la de la Primera Guerra Mundial, Turquía se verá castigada por su apoyo a los alemanes y su país será dominado y ninguneado por otros países como Francia, Grecia, Italia, Gran Bretaña, Será el final del Sultanato y del Califato, llegará Kamal que estará a la cabeza del movimiento nacionalista que se quitará de encima a estos países a los que Turquía ha tenido que someterse, Kamal es  el que se llamará Atatürk y es quién echará a los sultanes del país para hacer una Turquía más abierta y moderna. Pero esta época también es la época en la que Selma es consciente de lo que pasa, va creciendo y su vida idílica también cambia, es el tiempo en que empieza a definir sus ideas y su carácter, toma partido aunque luego se sienta equivocada, engañada,  se interesa por lo que pasa en su país, su religión, sus gentes, el papel de la mujer. Es una niña muy intensa.

También viviremos una época de exilio en el Libano, en Beirtut, allí Selma se traslada con su madre, alguna kalfas y Zeynel, es todavía niña y no entienden el exilio, eligen Beirut porque piensan que no tardarán en volver y quieren estar cerca de su país. Allí asiste a un colegio cristiano y sentirá los sinsabores de sentirse en minoría, de no tener dinero, conocerá la amistad y se hará a la idea de que no volverá el sultanato, también es la época en que llega la juventud, las noches locas de Beirut, los bailes, conocerá el amor, aunque sea de forma platónica. Selma es una mujer inquieta, con una personalidad fuerte y débil a la vez, es una mujer que se busca desesperadamente, que siente que tiene un papel pero no acaba de entender cuál, creo que en esto influye mucho la manera en que se ha criado, ella es princesa y la habían educado para eso y aunque eso se truncó cuando todavía era niña, ella tiene esa posición que la impide ser ella misma. Es un poco difícil de entender, en esta época la mujer tenía muy limitadas sus opciones.Y como la autora es prolija en detalles ya se intuye el germen de todo el conflicto que tenemos ahora en el mundo.

Viajará a la India también convulsa, lo hace para casarse con un Rajá que ha recibido educación en Inglaterra, es un gentleman al estilo inglés si no es por sus orígenes, es la parte más larga de la novela, es muy interesante. El Rajá  sueña con hacer de su país un sitio moderno pero no puede porque en la práctica es difícil enfrentar la modernidad, sus ideas más sociales, con costumbres que están demasiado arraigadas y es convulso porque hay dominación británica y en esa época no era fácil vivir. Muchas de estas personas están en desacuerdo con los británicos pero al mismo tiempo se pude decir que bailan con ellos, que se mueven en una especie de dinámica en la que no se confrontan pero tampoco están contentos, en la que hay sumisión. Al mismo tiempo está sucediendo una revolución independentista liderada por Gandhi, de nuevo la parte política está presente en esta parte que me ha parecido sumamente interesante sobre todo porque veremos las costumbres indias, la dinámica de un palacio. Cómo a pesar de que la princesa se ha casado con alguien a quién no conoce más que por foto, ya que es un arreglo hecho por su madre, que Selma ha aceptado, está deseando amar, está ilusionada. Los dos son musulmanes, sin embargo, ella se sorprende porque algunos miembros de  la familia de éste son más radicales, más del velo, las mujeres no pueden entrar en los templos pero al mismo tiempo hay una cierta sociedad de mujeres que viven de forma más liberal. Es una época en qué hindúes y musulmanes se llevan mal. Selma tendrá estados anímicos diferentes, a veces estará feliz ayudando a los indios de pueblos situados en territorio de su marido y sentirá que ha encontrado su lugar. Vivirá las costumbres más arcaicas y censurables hoy en día, no será verdaderamente feliz con su marido Amir, a la tensión ayuda la hermana de éste que hasta ese momento había gobernado el palacio.

París, es la última parte del libro, viviremos la Francia de antes de la ocupación cuando pocos franceses daban por creíble que Francia pudiera ser invadida por los Alemanes, aún así es una época de muchas fiestas, de gente que quiere vivir el momento cómo si de alguna forma lo intuyeran. Y luego también llegará la invasión alemana pero sobre todo Selma se encontrará así misma, logrará ser ella sin los condicionantes que ha tenido toda su vida, también descubrirá el amor en todos los sentidos, amará y tendrá a su hija.

No es una novela que te hará sentirte feliz, narra los acontecimiento con todo detalles, hay partes que transcurren algo más lentas pero sobre todo al principio porque ya os digo que va in crescendo, de menos a más pero no estoy segura de que tanto por contar pudiera haberse hecho con menos palabras.
Al mismo tiempo,  hemos podido ver la personalidad de Selma, cómo esta se fraguó y cual es el producto, muchas veces es una mujer difícil de entender, con problemas para saber qué quiere de la vida, el listón que le pusieron al nacer no está allí y ella debe reinventarse, sobre todo quiere ser alguien y hacer algo importante y es ese querer ser  lo qué creo que  no le deja ser ella misma.

Ha sido en general una lectura agradable y sobre todo muy humana e interesante. 


1 comentario:

  1. Parece, efectivamente,muy interesante. Ya me llamó la atención cuando la vi en la otra entrada.
    Un besazo!

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios