31 oct. 2013

¿Actualizar todos los días? y otros temas en "Cosas malas de tener un blog II"




Hola, no es un secreto, esta semana no hemos actualizado como de costumbre. Ha sido por varias circunstancias, hemos estado algo pachuchas y al final, al recuperarnos, nos hemos centrado en el trabajo y en sacar adelante lo atrasado.

 El blog se ha quedado allí muerto de asco, más sólo que la una,  aunque siempre en mi pensamiento. ¿ Por qué? Porque me sentía culpable por no publicar, claro primero he estado enferma y luego,  tenía mucho trabajo y pasaba de hacer una entrada forzada, a toda prisa. Aún así quería poner algún tipo de aviso, de que cerrábamos hasta la semana que viene pues nos apetece disfrutar del puente ( el primer puente de mi vida laboral) pero mientras pensaba en todo esto y en lo mal que me sentía por abandonar el blog, me he dicho  ¿ esto es normal? ¿No hago esto para divertirme? ¿ Por qué me siento mal?

Pues ya que tenía este pensamiento he pensado en hacer  otro Cosas malas de tener un blog. Pues una de las cosas que más me irritan y entristecen es el hecho de que el blog me haga sentir mal, que me haga sentir culpable (¡Ojo! hay miles de cosas que me gustan de tenerlo que compensan estos sin sabores). 

Ya se que las que saben de como dinamizar un blog dicen que hay que tener constancia y publicar todos los días. En lo básico estoy de acuerdo, hay un público ( tu público) y está bien que puedan leerte cada día y que puedan contar con tu entrada a diario o en los días que normalmente publicas. Y aunque entiendo la lógica y la comparto en cierta medida creo que hay momentos en que el blog está de más o no puedes actualizarlo en tu línea y que este hecho no debe hacerte sentir mal. ¿ Le fallamos a alguien?  o ¿ nos fallamos a nosotras mismas?

Cuando el blog se convierte en una obligación ¿ no está más cerca de ser un estorbo y más lejos de su esencia inicial? ¿ Qué opináis? ¿Hay un término medio? 

Todo ello me lleva a otro tema que a veces me crispa y que me rondaba la cabeza hace tiempo, lo añado en esta entrada. La superioridad, la manía de la gente de establecer en qué  debe consistir  un blog y qué lo hace genuino o no. Yo pensaba que un blog era un espacio en el que hacías y decías lo que te daba la gana. No es acaso el propio pensamiento de " Un blog es esto" o " un blog es en esencia esto otro", una forma de ir en contra de la esencia misma de un blog,  que es, desde mi punto de vista,  ser la expresión de la persona que hay detrás. Acaso ponerse a pensar en qué consiste un blog no es controlar la libertad que debe tener una bloguera. Creo que en la medida que el blog es la expresión de una persona y tal vez esta persona sea aburrida, su blog será aburrido o si  mi blog es como los demás, tal vez sea porque  yo soy como los demás. 

 ¿Qué es ser auténtico? Hacerse el controvertido o expresar cosas que no sientes, dar la nota y ser diferente o ser tal y como eres. Los blogs los hacen las personas que hay detrás y por eso hay blogs para todos los públicos y carácteres, para gente aburrida y divertida, para gente original e imaginativa, para gente diferente e incluso para controvertidos por naturaleza, etc.  Me encanta que existan cada uno de ellos y me irrita que haya uno sólo  que no pueda, simplemente, cambiar de canal  si no le gusta. He llegado a leer a gente que se mete con la decoración de un blog, con su temática, sobre sus gustos, etc. Creo que en este tipo de pensamiento hay mucha superioridad, mucho " tengo mejor criterio que los demás" y mi blog es el bueno y el de los demás, no.
 
Naturalmente que me gustan los blogs diferentes y que traen un aire fresco a la blogosfera pero todos tienen derecho a existir mientras respeten a los demás.

 Y esto me lleva a otra cosa, pienso que siendo nuestro el espacio, podemos decidir en que medida lo profesionalizamos o no, si aceptamos o no colaboraciones ( otro debate es si éste debe ser abierto o no) , si hago el payaso o no en una entrada, si hablo de lo que me da la gana o no. Defiendo que cada persona tiene que hacer lo que quiera, tanto si opta por tener un blog como hobby o emplearlo como extensión de otra faceta profesional suya, o de hacerlo más profesional. 

Pues , en todo caso, si a alguien le molesta, que cuesta no visitarle, ¡nada!


No celebro Hallowen pero hoy la entrada tenía que ser naranja porque me encanta este color y la estética no está nada mal.
Como os he dicho, este es mi primer puente desde que trabajo y me lo voy a pasar en grande, feliz finde, no olvidéis todos los sorteos en marcha.
Un besazo


Sorteo de la novela " El año en que me enamoré de todas"




10 comentarios:

  1. Ufff menuda reflexion. Es cierto el blog no debe ser una obligacion. Yo alguna vez también me he sentido como dices y he pedido perdon por no haber publicado. como si fuese una obliogacion, y no lo es!! Debemos tener mas "relaxing" ;-P

    ResponderEliminar
  2. a mi me ocurre, a veces, lo mismo que dices...uno pareciera estar obligado a postear,pero la realidad, es que son los tiempos de uno los que cuentan, sino, deja de ser algo bello o para disfrutar, y pasa a ser un trabajo mas, un esuerzo más. Hay quienes postean a diario, otros, 3 veces por semana, y otros cuando pueden, eso, también, es parte de ser diferentes.
    y quien haya dicho, que para hacer un blog debe ser asi o asá...ummm está muuuy equivocado.
    mi premisa , para mi, es disfrutar, si dejo de hacerlo, sé que algo está mal. mejórate pronto y descansa en el puente!

    ResponderEliminar
  3. yo lo tengo clarísimo, en el momento que me sienta mal por algo relacionado con el blog, que me sienta obligada etc lo dejo, es que lo hago totalmente por hobby, me encanta, me desestresa, me entretiene, me gusta. Si no me aporta lo que busco y encima todo lo contrario lo dejo, que para agobios ya está el trabajo real :P
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. Hola chicas!!
    Espero que ya esteis bien, y a disfrutar mucho del puente...
    Sobre lo que habeis planteado: a mi me encanta hablar (eso salta a la vista,no?) yo hago entradas a diario porque me encanta no por obligacion, es una manera de contaros cosas y de que luego me las conteis vosotras en los comentarios... y tambien me gusta mucho pasarme por los blogs a comentar, tampoco lo veo una obligacion y el día que suceda eso... mal vamos.
    Nunca habia reflexionado sobre esto la verdad, porque aunque escriba a diario el dia que no puedo no me siento mal ni nada, ni tampoco me siento mal por rechazar colaboraciones, tengo el blog tal y como me gusta, yo soy feliz solo con tener muchos comentarios, en serio.
    Besines guapas

    ResponderEliminar
  5. pues justamente mirando un blog anterior de cocina, ponía que los blog de recetas tenían la responsabilidad de contribuir a una dieta sana y equilibrada y he pensado...joer y si alguien quiere hacer un blog solo de comida basura?? ahora ya te ponen normas de como tiene q ser el contenido de tu blog según tema? venga ya! que para eso son blogs y que cada uno haga lo que quiera con el suyo y que la gente los siga si quiere o no y punto... libre elección!!! jejeje
    besos
    AJS

    ResponderEliminar
  6. La "personalidad" de cada blog la construye quien lo lleva, porque reflejamos gustos, expresiones, temas, etc que nos atraen.
    Yo no creo que hay normas fijas para un blog, y eso es lo bonito. Si las hubiera, nos aburriríamos rápido de leer blogs, proque serían todos iguales.

    Con respecto al tema de la frecuencia, cada cual se marca la que estima oportuna, como si no se la quiere marcar!!! Lo que hay que tener claro es por qué haces el blog.
    Si es para entretenerte y divertirte, no permitas que te esclavice, no te sientas culpable por no publicar un día -o una semana!-, no dejes de decir lo que quieres decir, no dejes de publicar algo que te mueva por dentro sólo porque pueda ser criticable por quienes se creen en posesión de la verdad absoluta (todo es criticable, así que haz lo que te de la gana y punto) o porque no sea específico de la temática general del blog.

    Un blog se construye día a día por la persona que está detrás, y, si la persona cambia, el blog cambia, para bien, y para mal. Y quien te quiera seguir, ahí estará, y quien no, encantada de haberte conocido y buen viaje, compañera.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Como dices, cuando los sentimientos que te provoca un blog son de culpabilidad, malo. Como ya han comentado, cada una es libre de marcarse los ritmos y tiempos que le pide el cuerpo, y esa es la esencia del blog, la persona que hay detrás con sus necesidades y momentos, que además no tienen porqué ser siempre los mismos.
    Yo actualizo a diario porque funciono con post programados: me encanta, las tardes que puedo, sentarme a escribir dos o tres, y así voy organizando. Lógicamente, si no pudiera, pues me marcaría otros ritmos y punto: esto es un hobby, no una obligación.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado el post de hoy porque os entendemos perfectamente, nosotras hay días que es imposible publicar con el ajetreo del día a día y ya hemos decidido que en los puentes y findes no publicamos, aún así siempre te queda la cosa de pensar que deberías haberlo hecho :( Un bsaz y a disfrutar!!
    www.esta-de-moda.es

    ResponderEliminar
  9. Pues coincido con todas las compañeras que ya han comentado; sí que es cierto, que cuando una coge un ritmo de publicación de entradas, "se siente una" en la obligación de continuarlo, pero no siempre podemos o no siempre nos apetece.

    Yo tengo una niña de 15 meses y aunque actualmente no tengo trabajo fuera de casa, sabemos perfectamente que hay que multiplicarse muchas veces. Para mí el blog es una distracción y una forma de compartir lo poquito que sé con vosotras, no me regalan nada, ni hago colaboraciones, ni voy a eventos, soy una bloguera pobre... jajaja

    En fin, que no reflexionéis tanto, chicas, que es muy malo comerse la cabeza por cosas así, jejeje.

    ¡Un saludito!

    ResponderEliminar
  10. Nunca, nunca, nunca debe ser una obligación, al menos es mi pensamiento

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios