25 jul. 2010

Avelina XII

    
Por dentro la librería era todavía más mágica que por fuera. Lo que sin duda me llamó la atención fue la imagen de un señor de unos sesenta años que llevaba una barba totalmente arreglada entre canosa y negra, la verdad es que era más canosa que otra cosa, iba a juego con la librería. Detrás del mostrador estaba un chico más joven, que pensé debía ser el hijo del señor de la barba. Cuando entre me vino ese olor a libros nuevos, y entonces vi que tras el mostrador había una puerta que estaba abierta y que daba a una imprenta. A medida que observaba cada vez me gustaba más estar en ese lugar.


-¿Qué libros quieres mirar?- Me dijo susurrando, porque sin duda lo que triunfaba en aquel lugar era el silencio.
-No se ¿y tú?-Susurré.
-No se, a mi me gustan las policíacas ¿y a ti?
- La verdad es que no tengo una afición enorme por las policiácas pero me he leído del tirón la trilogía de Stieg Larson y me ha encantado.
-A mi también me gustó mucho, que lástima, pobre hombre.
-Vaya.
-Entonces deduzco que si te han gustado, ahora te toca leer Pisando los talones de Kurt Wallander.
-He oído hablar de Walander, a Luís le gustan mucho.
-¿Ah sí?
-Sí, los lee para concentrarse.
-¿Para concentrarse?
-Sí, siempre lleva encima el libro que está leyendo y si tiene un momento crítico que no se puede concentrar lee un rato, es una buena técnica, cuando estudiaba la utilizaba y va muy bien.
-Cuadra.
-¿Cuadra?
-Sí con tú teoría del viaje.
-Es verdad,jejeje.
-Bueno vamos a buscarlo, ya que no voy a poder invitarte al cine, ni a las palomitas, te invito a viajar.
-Vale, pero con dedicatoria.
-Bueno.


Cuando salimos de la tienda no era tan tarde como yo  esperaba, en realidad nos daba tiempo a ir al cine, pero Toni no dijo nada de ir a ver la película, y yo ignoré la hora y me dejé llevar.


-Sí te parece bien vamos a mi casa a que te escriba la dedicatoria.-Dijo Toni.
-Bueno- Contesté.


No tardamos mucho en llegar, el edificio donde estaba su piso era muy bonito.


-Ya hemos llegado.-Dijo Toni.
-Ya se donde vives.
-Ya puedes venir cuando quieras.
-Gracias.
-¿Subimos?
-Venga.


    Entramos por el portal y accedimos al ascensor, para mi sorpresa Toni en vez de pulsar el botón metió la llave.  Cuando llegamos se abrió la puerta del ascensor y ya estabamos dentro, directos al piso. Enfrente del ascensor nos quedaba la puerta principal, a la izquierda una escalera redonda y a la derecha un pasillo.


-Bienvenida a mi humilde morada.
-Gracias.
-Vamos hay que subir,
-Bueno.


    Subimos las escaleras, era un corto trayecto, nos detuvimos en lo que supuestamente era el primer piso, ya que la escalera continuaba. Entramos en una estancia, a la derecha quedaba la cocina empotrada en la pared y a la izquierda una mesa de metal y cristal con cuatro sillas a juego y  enfrente un sofá  a continuación de la mesa y enfrente del sofá la tele, era como si la estancia se dividiera en cuadros. Y al fondo de todo una puerta acristalada que daba a una terracita en donde tenía una mesa. Una estancia sin duda chulísima.


-Deja tus cosas donde quieras, ¿quieres tomar algo?
-No se, ¿qué tienes?
-Lo que quieras.
-¿De todo?
-De todo.
-Bueno, pues un zumo.
-¿Un zumo? Será de cebada.
-Bueno pués de cebada, jejeje.-Me puso una caña con unas aceitunitas.
-Ponte comoda, ahora vengo, voy a cambiarme. Si quieres ponte la tele, hay revistas en la mesa del sofá, bueno como si estuvieras en tú casa.


    Salió de la sala a toda velocidad, le oí bajar por las escaleras, me quede sola,  no sabía que hacer así que me senté en el sofá, la casa parecía chula, el detalle de que las habitaciones estuvieran abajo y la sala de estar arriba, era un detalle que me gustaba, los muebles eran un poco insípidos, por decirlo de alguna manera parecian un poco de rastrillo. Que mala soy. Le oí subir por las escaleras. Era un chico rápido. Apareció con un polo rojo, unas bermudas beig y unas sandalias marrón chocolate.


-¿Qué te parece? Me he puesto a conjunto contigo.-Me dijo.
-Ya veo, te ha quedado bien.-¡Qué mono! pensé.
- Ya se lo que vamos a hacer.
-¿Sí?
-Hay que subir arriba. Ves subiendo que voy a por la llave.
-Vale.-Me tenía intrigadísima.


     Mientras subía por la escalera escuché ruido como de abrir armarios, el tramo que recorrí era más o menos la misma distancia que había desde el ascensor hasta la sala de estar, así que tarde muy poco en subir. Él apareció al momento, con las llaves en la mano.


-Ya estoy aquí.
-Ya te veo.


    Abrió la puerta y accedimos a una terraza, había como un trastero de madera a un lado. Abrió la puerta de éste y salió con unas hamacas plegables, me lo quedé mirando ya que no entendía nada, la verdad es que el sitio era idílico, el único defecto era que había alguien que tenía la tele súper fuerte.


-Siguemé.-Me dijo Toni. Y yo le seguí.


     Andamos muy poco, ya que la terraza no daba para tanto y de repente me dí cuenta que al otro extremo de la terraza asomaba una pantalla enorme de cine y el ruido de la tele era la película. Toni colocó las hamacas y me invitó a sentarme.


-El único problema es que vemos la peli al revés.-Me dijo susurrando.
-¿Y esto?
- Es que mi vecino proyecta películas los viernes en su terraza, este es el cine, yo hacía cuentas llevarte pero se nos ha tirado el tiempo encima.
-A mi me gusta más la versión de tú casa.
-Bueno ponte cómoda, voy a por las palomitas.
-Vale, esto es genial.
-Me gusta que te guste.-Me sonrió y se fué a por las palomitas


    Volvió con un bol de palomitas y una botella de cava con dos copas, acercó su hamaca a la mía, llenó las copas.


-Por ti Avelina.
-Por ti Toni.


Brindamos y nos pusimos a ver la película.

6 comentarios:

  1. ayyyyyyyyyyyyyyy!
    quiero que la semana que viene nos cuentes el desenlace de la peli!!!!!
    besotes

    ResponderEliminar
  2. Hola!!! estoy intrigadísima!!!!! a ver como será el próximo capítulo!!! besos

    ResponderEliminar
  3. que intrigaaaaa

    besos
    _____________________________
    http://buscandoenmiarmario.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Hola!!!!! gracias por los comentarios! estoy super ilusionada ni idea de dónde quiere ir a parar Lu con esta historia! can't wait

    ResponderEliminar
  5. Me encanta, me encanta, sigue leyendonos.... me muero por saber que sigue!
    un beso!

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios