30 mar. 2016

Suite Francesa

¡Hola! Hacía tiempo que tocaba una entrada de vestuario de cine, hoy hablamos de una película del 2015, Suite Francesa, el otro día la vi y me pareció que el vestuario estaba muy bien representado. Es un vestuario sencillo fruto de la época de la historia, principios de la Segunda Guerra Mundial, en una localidad francesa que está ocupada por los alemanes, precisamente narra una historia de amor entre una mujer francesa y un oficial nazi. En esa época Francia ya estaba ocupada y precisamente el pueblo donde transcurre la acción debe albergar a un batallón nazi, debiendo cada casa dar residencia a un soldado.

Sinopsis recogida en la web de Filmaffinity:
Año 1940, durante la ocupación alemana del ejército nazi en Francia. Lucile Angellier (Michelle Williams) es una joven que aguarda noticias de su marido, prisionero de guerra, mientras lleva una sofocante existencia junto a su controladora suegra (Kristin Scott Thomas) en un pequeño pueblo francés. Ambas viven ajenas a la realidad de la guerra hasta que un grupo de refugiados parisinos llega a la localidad huyendo de la ocupación, al que le sigue un regimiento de soldados alemanes que establecen sus residencias en los hogares de los habitantes del pueblo. En casa de los Angellier, Lucile intenta en un principio ignorar a Bruno (Matthias Schoenaerts), el elegante y refinado oficial alemán a quien se le ha encargado vivir con ellas.

La película se basa en la novela del mismo nombre de  Irène Némirovsky una escritora judía que escribió esta novela durante el comienzo de la Guerra  y luego murió en un campo de concentración en el 42, su hija que tuvo el relato durante años no lo descubrió hasta muchos años después e hizo que se publicara. Michael O´Connor  es el responsable del vestuario, se documentó con el propio libro que es muy detallista y también en revistas y libros de la época.

Precisamente con anterioridad al periodo que narra la película, en los años treinta,  Francia había dejado de ser el centro de la moda mundial puesto que Hollywood y América llevaban la batuta pero eso era porque el dinero fluía más por esa parte del mundo, las Guerra acortan la disposición de telas, etc. En la Segunda Guerra Mundial las mujeres llevan básicamente faldas que llegan hasta las rodillas, camisas o blusas y alguna americana, ropa que no requiere mucha parafernalia, que puede hacerse fácilmente en casa,que necesita mínimos cuidados, también se customiza la ropa masculina, ya sea porque los hombres estaban fuera de casa, en la guerra, o porque por los mismos motivos había ropa de hombre disponible en las tiendas, se busca el protagonismo de los complementos, como sombreros y guantes.( Podéis leer una magnífica entrada aquí  ) .


 Esta película transcurre a principios de la segunda Guerra Mundial en el año 40.

Como todo buen vestuario de cine, se intenta que la ropa además de ser el retrato de una sociedad también busca interpretar el carácter de los personajes, su estado anímico,el desarrollo que sufren durante la historia, la madurez, el cambio, etc. En esta ocasión no es distinto, la protagonista, pasa de llevar ropa sobria en tonos, marrón, beis, verdes, un poco como la paleta cromática de toda la película, basta fijaros en el resto de personajes, exceptuando el de  Kristin Scott Thomas que representa a una mujer dura y viste de azul marino y negro. Podéis leer una magnífica reseña de este vestuario en el blog retalesdeunidilio.




Pero la protagonista , Lucile, cuando empieza a enamorarse empieza a llevar colores más claros, más dulces, con tejidos estampados, es la forma de reflejar los cambios operados en este personaje. Así mismo, Bruno, el oficial nazi que alberga en su casa, empieza a reflejar  su auténtico carácter, su faceta de compositor, de persona, y aparece siempre con la guerrera de su uniforme abierta e incluso a veces se la quita.















 La suegra de Lucile,  Kristin Scott Thomas, enérgica, dura...y también se refleja la clase a la que pertenece, acomodada mediante el uso de perlas, sombreros, bolsos, etc




 Y cuando al final Lucile decide abandonar el pueblo retorna a los colores menos alegres.


 Aunque para mi la película está bien sin más, el vestuario me parece estupendo.
¿Qué os parece?

Fuente:
http://blog.fancydress.com/costume-design/costume-close-up-suite-francaise/
https://retalesdeunidilio.wordpress.com/tag/suite-francaise/
http://www.elantepenultimomohicano.com/2015/05/critica-suite-francesa.html

6 comentarios:

  1. Pues no conocía la peli, pero el vestuario me ha encantado.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. No he visto la peli y tampoco la conocía y aunque el vestuario va muy de acuerdo con la época personalmente es una época en la que no me gustaba la moda que se estilaba, ni los vestidos con esas flores ni el tipo de peinado, vamos que no me hubiera gustado nacer en aquella época y llevar esa ropa.


    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me gusta este tipo de vestidos.
    Un bonito vestuario.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. La desconocía pero ahora me gustaría verla.

    http://mysecretshopping.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. ostras...!! como te fijas en los cambios animicos que repercuten en el vestuario!! muy buena aclaración!!
    Y no, no había visto esta peli!! parece romanticona no??

    el blog de renée

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios