26 nov. 2010

AVELINA XXVIII

Rosa, la mujer casada con la que sale Juan Carlos,  es una mujer elegante,  pero ¿creéis que se ha equivocado con tanto lazo?
Y si lo opinaís, ¿creéis que con este otro bolso lo solventaría, o simplemente va guapa con los 3 lazos?

¡Y ahora,  la historia, esta emocionante la cosa!...


Nos abrió la criada, o una de ellas, no se, se veía más grande desde dentro que desde fuera. La entrada me encantó, calculé por lo menos unos cien metros cuadrados, era  un espacio  donde se había conservado las alturas de la casa, la luz era espectacular, a lo largo de la fachada se veían ventanas que dejaban entrar la luz, por fuera parecían las ventanas de las habitaciones. Para acceder a la planta se iba por una escalera que estaba enfrente de la puerta, justo en el centro de la entrada. Tras ésta se visualizaban unos pasillos que no se sabía a donde iban, a la derecha se veía una habitación cerrada que se abrió minutos después de nuestra llegada, de ella salió una mujer muy guapa y muy elegante que presumí  era  Rosa, me lo confirmaron al momento cuando Juan Carlos me la presentó.

-Encantada.-Le dije.
-El placer es mio, Juan me ha hablado mucho de ti, os conoceis hace mucho ¿no?
-Sí.-Le sonreí, estaba un poco nerviosa.
- Pasad.-Nos hizo un gesto con la mano para que entraramos en  la habitación, que resulto ser una sala de estar con vistas al jardín, nos invitó a sentarnos, y nos ofreció un aperitivo.
- ¿Tú que tomas?- Le pregunté a Juan Carlos.
- Yo un campari.
-Para mi es demasiado.
-Yo tomaré una copa de cava.-Dijo Rosa.
-Yo también.- No me interesaba emborracharme pero tampoco quería parecer una desagradecida.
-He mandado que nos preparen algo de comer, ¿habeis comido?
-No.-Contestó Juan Carlos, me giré a mirarlo y en ese preciso momento me dí cuenta de lo nervioso que estaba, puedo afirmar que incluso más que yo, me hizo gracia, pobre.
-Bueno Avelina, Juan me ha contado que sería tú primera experiencia, para mi no supone ningún handycap, pero como entenderás y perdona mi sinceridad, te haré una pequeña prueba. He pensado que redecores esta sala, está llena de telas oscuras que se comen la luz,  hace poco que adquirimos esta casa, la compré por los espacios grandes y luminosos, pero al anterior dueño le gustaba  los colores apagados y duros y no me gusta. Acepté la oferta de Juan porque me fio de su criterio, además eres una chica joven que aportará ilusión y parte de su dinamismo al proyecto. ¿qué te parece?
-Me parece estupendo, estoy dispuesta, antes de proponerte un proyecto me gustaría que me hablaras un poco de tus gustos.
-Mira Avelina, lo dejaré en tus manos, quiero que tú crees un espacio en donde te gustaría estar, por como vas vestida deduzco que  eres elegante y sencilla, que es precisamente lo que busco, no tengo tiempo ni ganas de decorarla y quiero encontrar a alguien que lo haga. Sí me gusta como te queda la sala harás el resto de la casa. Es un buen principio ya que conozco a mucha gente que si le gusta tú trabajo tal vez te contrate.
-Suena muy bien.-La verdad es que no se si seré capaz pensé, tanta responsabilidad sobre mí, con lo fácil que resulta organizar una fiesta de cumpleaños o coger el teléfono...todas aquellas cosas a las que me había acostumbrado y que no me requerían creatividad.
-Bueno por mi ya está, el trabajo es tuyo, qué tal si pasamos a comer.
-Vale.-Le contesté.

La entrevista fue más corta que la comida, nos sirvieron un asado de cordero con una salsa con gusto a romero, que me encantó, una botellita de vino entre tres, y un postre que me recordó que debía hacer deporte, un hojaldre con manzana, delicioso. Durante la comida puede decirse que Rosa y yo dirigimos la conversación, había ratos que Juan Carlos parecía que no estaba, seguía siendo el de siempre, por muchas citas que pidiera en el super, era un cortado de nacimiento.Nos despedimos, quedamos en que el lunes nos llamaríamos, ya que le comenté que tenía que resolver algunos asuntos pues estaba trabajando en otro sitio, se mostró absolutamente comprensiva, lo que me dio mucha confianza, y fue cuando pensé que ella también sentía algo especial por Juan Carlos, ya que sin duda esto lo hacía por él. Le hubiera resultado más fácil coger a un profesional. Ya en el coche.

-¿Qué te ha parecido?- Me preguntó Juan Carlos.
-Estoy muy ilusionada, es fantástico, gracias.- Le dí un  beso en la mejilla y me abracé a él.
-Cuidado Avelina que estoy conduciendo.- Me dijo sonriendo, cuando le solte me guiño el ojo.
-Es fantástico, más fácil imposible, pero espero estar a la altura, si dejo la oficina, tiene que ser por algo.Que nervios. Está misma tarde hablo con Luis, tengo que avisarle.
-Y ella ¿qué te ha parecido?- Está era la pregunta, ella.
-Es guapa, elegante y simpática,  un bombón, pero está casada, y ya sabes lo que opino, pero ella una monada.
- Yo también lo pienso, pero verla en su casa, en su hogar, que siempre será el suyo y no el nuestro, no se, me ha deprimido mucho.
-Bueno, ella te ha invitado a verlo.
-Pero, por cuestiones de trabajo, ella vive allí con su marido, no conmigo, yo soy simplemente un divertimento.
-Venga ahora no te deprimas, deja que las impresiones cojan forma y ya pensarás en ello.
-Lo siento, Avelina te estoy estropeando tú momento.
-Qué va, para que estamos los amigos sino.-Le di un pequeño apretón en el brazo.

Cuando llegamos, ya eran las cuatro y media, llegaba tarde, espero que Luís no se enfade pensé , encima que le voy a decir que me voy, no quiero que parezca que paso del trabajo, cuando me despedí le di dos besos a Juan Carlos, y lo vi tan tristón que le di un abrazo. Cuando salí del coche allí estaba  mi principe azul mirándome. Le sonreí, tardé unos segundos en darme cuenta de que me había pillado abrazando a otro, otro que el no conocía y que por supuesto no podía contarle porque le abrazaba, la cara de Toni era de pocos amigos, decidí actuar como si no pasara nada, y me acerqué a él y le di un pico.

-¡Hola guapo! ¿ También llegas tarde?.
- Sí pero yo llego tarde por cuestiones de trabajo.
-Yo también, quedamos después y te cuento, tengo novedades importantes.
- Vale.- No me gustó ni el tono ni la cara que ponía, pero si os soy sincera en aquellos momentos el optimismo superó el negativismo y pensé que Toni lo entendería cuando se lo explicara.

15 comentarios:

  1. Bueno. Igual le quitaría el lazo del bolso aunque hay que verlo todo puesto.


    xoxo
    B* a la Moda

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado este capítulo y la propuesta con lazos. Yo creo que sí, que con los 3...es una mujer segura de sí misma, no sienta que le sobre nunca nada de lo que decide. Pobre Juan Carlos! Entiendo su tristeza, verse allí, en una casa que nunca (¿?) será suya!! Y vaya nervios debe tener Avelina, qué responsabilidad!! A ver cómo lo hace!
    BESOS y buen finde!

    ResponderEliminar
  3. Creo que tres lazos son demasiados, cambiaría el bolso por el segundo que has puesto.
    Qué ilusión el nuevo trabajo de Avelina! Estoy segura que lo ahrá súper bien. Y vaya casa! Qué envidia!!!!!!! También me ha dado mucha penita Juan Carlos...y ahora sólo faltaría que Toni se nos pusiera celosillo ;)

    ResponderEliminar
  4. Heeey <3 Your Blog is fantastic <3 I follow you now with Bloglovin, because i find your blog very nice. Mybe you follow me bag? lot of love!

    ResponderEliminar
  5. Yo le dejaria el lazo de los zapatos,el bolso sin lazo destaca por si solo,aunque con lazo tambièn està divino,pero sin ningún otro lazo más en otra prenda

    ResponderEliminar
  6. A mí me gusta todo con lazos, buen outfit.
    Besos,
    María

    ResponderEliminar
  7. Yo quiero una blusa asi,he visto algunas,pero creo que ya espero a rebajas.

    Un beso.
    Yose.
    www.colgadodemiarmario.com

    ResponderEliminar
  8. Me encanta esta historia! Me tiene atrapada! En cuanto a los lazos, no le quedaría mal los tres, pero yo sí optaría por cambiar el bolso.
    Por cierto, acabo de estrenar blog y os agradecería que os pasarais por allí para animarlo un poco con comentarios y seguidores. Es http://quehaydenuevoamiga.blogspot.com
    Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  9. Me encanta ese look! Y los zapatos con lazo preciosos!

    ResponderEliminar
  10. El capitulo mem encantó y el look con todos esos lazos me parece precioso,no sobra nada.uN BESAZO

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado este nueva entrega de Avelina! Trasmite muchisimo.El look ideal. Feliz viernes. Besitos mil " Chic & Positive "
    http://www.chicandpositive.com/

    ResponderEliminar
  12. Yo le quitaría el lazo del bolso. A mí me encantan los lazos pero no para ponermelos todos juntos, queda demasiado cargado. Un besote

    ResponderEliminar
  13. para mi los lazos nunca sobran :)
    un beso!

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios