2 may. 2010

EL DIARIO DE AVELINA (CAPÍTULO III)


 Para capítulo I Pulsa aquí
Para capítulo II Pulsa aquí




Hoy ha sido un día agotador, un lunes, tras un fin de semana intenso. Al final también salí el sábado a pesar de lo extremadamente cansada que estaba. Decidí quedarme en el sofá, pero algo dentro de mi me hacía sentirme fatal, estaba como deprimida, tal vez la resaca, no se. La cuestión es, que ante el panorama, llamé a mi hermana por si le apetecía venir a cenar y ver una peli. Por suerte tengo una hermana que no es tan marchosa como yo y no tenía plan. Surgieron dos preguntas, ¿qué cenamos? Y ¿Qué peli vemos?, la primera fue fácil, hamburguesas con patatas y una buena dosis de palomitas de aquellas que no puedes parar. La peli “La boda de mi mejor amigo” con la estupenda canción de Tonny Bennet” The way you look tonight”, ¡jo! yo quiero ser Cameron Diaz, es lo malo y bueno que tienen estas pelis, por una parte son tan guays, pero por otra te hacen envidiar a estas estupendas chicas. La cuestión es que estábamos dispuestas a llorar engullendo palomitas cuando a una de nosotras se le ocurrió beber cava, no quiero hacer responsable a nadie, y las lágrimas fueron más exageradas. Pero los ánimos volvieron cuando a mi hermana Ángeles se le ocurrió pinchar música en el youtube, empezamos con la canción de I Say A Little Prayer y surgió la marcha, primero en el piso y luego nos fuimos por ahí, fue super divertido, ¡hermanas al poder! Jejeje.
La cuestión es que el domingo teníamos comida con unos amigos de mis padres y tanto yo como Ángeles habíamos quedado con mi madre para ayudarla. Menuda paliza, menos mal de los laboratorios de maquillaje de las grandes marcas, que sino, los amigos de mis padres no se que habrían pensado.
Me fui a dormir relativamente pronto, pero aún así he amanecido hecha un trapo, que rollo tener que ir a trabajar, ni el café con leche me ha podido sacar de mi estado taciturno, menos mal que en el trabajo he tenido un día animado y me ha pasado relativamente rápido. Pero aún así, cuando he entrado esta mañana en el ascensor del trabajo he recordado que no le había contestado el mensaje a Toni, que vergüenza, me ha entrado un agobio y lo cierto es que quedaba ridículo contestarle si estaba al otro lado de la pared. Me he sentido muy rara toda la mañana y al final he decidido coger el toro por los cuernos e ir a su despacho.
-¡Hola!
-Hola, lo siento Avelina pero he quedado en 15 minutos y no llego, luego nos vemos.
-Bueno, pues hasta luego.
Me he quedado, como si me hubieran echado una jarra de agua fría encima. Me ha dado un bajón, que me ha dejado rota durante un buen rato. Pero menos mal que me ha llamado Susana y me ha cambiado el humor. Hemos quedado para ir a andar a la hora de la comida, que hay que estar en forma, lo hacemos muchas veces. Es bueno para la celulitis y para no engordar. Habíamos quedado a las 14:15 en la plaza. Cuando he llegado ella ya estaba con los bocatas en la mano. Los prepara ella en su casa, hace unos bocadillos de muerte hoy eran de pimientos fritos.
-Hola Susi
-Hola, ya estás lista, que cara me traes
-menudo estrés en la oficina
- Y tú ¿qué tal el día?
- Bien, nada de particular, ni llamadas interesantes, ni nada, como siempre nadie ha escrito en mi muro de facebook, ni he recibido flores.
- Que raro.
-El sábado al final que hiciste, yo estuve en una exposición de fotografía, con espectáculo de danza, una chulada eran dos, una recitaba poesías y la otra las bailaba una chulada.
-¿Y con quien fuiste?
- Me llamó Carlos al mediodía.Me despertó, pero yo hice como que no estaba dormida, me preguntó que plan tenía por la tarde, yo le contesté que ninguno y me invitó, me lo pasé bomba.
- Y te dio el beso esperado o se lo reserva para otro momento, yo de ti le diría que puede darte más de uno.
-Qué imbécil eres, no se por que no me besa, yo me muero de las ganas y creo que le gusto.
- Dáselo tú.
- Ni hablar, que vergüenza
- ¡Vergüenza! ¡Qué dices! Eres más tonta. Por cierto, sabes que, Toni me mandó un mensaje el viernes cuando ya estaba en la cama, no se que de ir a tomar chocolate y que estaba con Isabel, y yo me hice la loca, y cuando he llegado al trabajo me he dado cuenta de que no le había contestado, y justo antes de que me llamaras para quedar, he ido a su despacho a saludarle y se ha ido escopeteado, he quedado como el culo, con lo majo que fue en la cena.
- Quien le manda marcharse con Isabel, Dios los crea y ellos se juntan.
- No seas mala, el que sabía que a mi me caía mal.
- Sí, pero no tardó ni 15 minutos en irse con ella. Anda que esta, quien no corre vuela, menuda cara dura.
- ¿Porqué?
- No estabas tú con Toni, quien le manda irse con él.
- Bueno sólo somos amigos
- Sí tú lo dices, de todas formas esa no es la cuestión, él vino contigo, no con ella, y te vas un momento a buscarme y cuando vuelves, ya no están, que quieres que te diga.
- Tal vez tienes razón, bueno si quieren algo ya saben donde estoy.
Cuando he vuelto al despacho tras comer no había mucha gente, pero tenía muchas cosas que hacer, estoy organizando para mi jefe una fiesta, nos invita a toda la oficina, celebra sus 60, y quiere hacerlo por todo lo alto. He estado al teléfono toda la tarde. Y menos mal que he visto las 19.30 en el reloj y me he ido corriendo. Cuando estaba en el ascensor, he visto a Toni que venía hacia mi, me ha saludado con la mano y la puerta del ascensor se ha cerrado. Estoy agotada me voy a la cama, una ensaladita y a dormir.

3 comentarios:

  1. Hola Lu! No podía haber empezado mejor el día, es viernes, último día de trabajo, empieza el finde...Me he levantado de muy buen humor y lo primero que he hecho al llegar al trabajo es comprobar si ya estaba la tercera entrega de Avelina...me ha encantado! muy divertida, y ¡¡¡cómo odio a Isabel!!!! aunque está claro que no tiene nada que hacer con Toni ;)

    ResponderEliminar
  2. Hola Sushi! Muchas gracias por ser el fan nº1 de Avelina. Ya veremos que acontece....besitos

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios