26 abr. 2010

CAPITULO II del DIARIO DE AVELINA

 (Te perdiste la primera entrega, don't worry, clicka CAPÍTULO I)

¡Qué dolor de cabeza! Jo, al final la liamos bien liada, me daba mucho palo ir a cenar con el grupo, ya se que tal vez el que me caiga mal Isabel puede ser pasajero, me pasa a veces, le cojo manía a alguien y luego dejo pasar el tiempo, o me veo obligada a hablar con ella y se me pasa. La cuestión que me fui a cenar con un compañero de trabajo que me la jugó bien jugada, en el buen sentido, era en teoría una cena de grupo, lo que olvidó contarme es que todos los miembros del grupo eran chicos y que por tanto yo era la ÚNICA chica, la verdad es que siempre me he llevado bien con el género masculino, de hecho tengo muchos amigos, creo que será mejor contarlo todo desde el principio.

Cuando terminé de trabajar, me llamó Susana para decirme que al final cenábamos en el chino, creo que mi cara fue como siempre súper expresiva ya que Toni, que todavía estaba en la oficina me vio, se me acercó.
- que cara de manzana agria
- me toca cenar en un chino y con una que ahora mismo me cae ….bueno imagina, la cara que pongo
- si quieres yo tengo cena, ¿te vienes?
- ¿vais a un chino? Jejeje
- no
- pues vengo
- te recojo en tú casa a la 9
- un poco justo ya son las 8
- a las 9:30
- vale, hazme un chino y bajo
- oks hasta luego.

Me fui corriendo a mi casa. Por el camino pensaba lo que me iba a poner, tenía un día de esos en el que tienes ganas de ir impecable, además la ocasión lo merecía, quería enseñarle a Toni lo guapa que una se puede poner. Llegué puse la canción de “Just a Gigolo” de Louis Prima. La verdad, siempre que pongo esta canción me pongo súper guapa. Me metí en la ducha a ritmo de la música con el mando a distancia, espero que a los vecinos les guste la canción, con el agua bien calentita y todos mis super productos para que mi pelo y mi piel estuvieran estupendos, me dí una super ducha, un poco rápida, ya que tenía poco tiempo. Volví a poner la canción y "voila" al cabo de 20 minutos era otra mujer, una sexy, con una sonrisa de oreja a oreja. Me encanta arreglarme. Me puse un vestido corto plateado, muy sencillo con unos zapatos de tacón de Pura López de color negro, un bolsito de mano negro, justo para el móvil, el DNI, dinero y un mini neceser para retocarme y por supuesto un buen abrigo, que con este vestido si el abrigo no acompaña, te mueres de frío.
Toni llegó puntual, bajé y conseguí el efecto deseado, Toni me miró con asombro.
- que guapa
- gracias
- creía que no podías mejorar
- muchas gracias
Sentí una gran emoción con el piropo, sin duda encantador, que compi más simpático.
La sorpresa me la llevé cuando llegué a la cena, una mesa de 7 chicos, todos bien arreglados, desprendiendo la imagen de recién duchados y con el pelo engominado. Me quedé a cuadros y le pegue un codazo a Toni que lo esquivó y me miró con una sonrisa eterna. Desde luego el plan sin duda había cambiado, me sentí como una artista de cine, todos pendientes de mí, super atentos y simpáticos. Fue sin duda una cena estupenda, la compañía, la comida y sobre todo la bebida, no se el vino que me bebí y lo que me reí.
Ya eran las doce, y la velada estaba resultando una pasada, pero le había dicho a Susana que aunque no cenara con ellas nos reuniríamos a las 12:30 en el bar de siempre a tomar unos mojitos. Me giré a Toni.
- oye Toni he quedado a las 12:30, ¿vosotros que plan tenéis?
- Ir a tomar algo
- ¿Y ya sabéis donde vais a ir?
- No
- ¿Por qué no venís conmigo?
- ¿Que os parece chicos nos vamos con Avelina y sus amigas a tomar algo?
Estuvieron todos de acuerdo, así que pedimos la cuenta. No me dejaron pagar.

Por el camino avisé a Susana de que iría con el grupo, creía que se cabrearía un poco, ya que a Susana eso de que venga gente que ella no conoce no le suele gustar, pero reaccionó bastante bien.

Cuando llegamos al local la primera que vi fue a Isabel, pero estaba de tan buen rollo que no me costó demasiado saludarla, le presenté a los chicos, Toni se giró hacía las dos.
- Voy a pedir ¿Qué os apetece señoritas?
- Yo quiero un mojito caballero
- ¿Y tú Isabel qué te apetece?
- Yo también tomaré un mojito
- Marchando dos mojitos ( y se fue a la barra)
- ¿Qué monada de niño, ¿sales con él?
- No, somos compañeros de trabajo, bueno y amigos supongo
-  Vale, que mono

Ya estaba de nuevo cazando, ¡no la aguanto!,  el buen rollo se desvaneció, y me precipité a desaparecer, me giré y le dije que me iba a saludar a Susana, ella me contestó que estaba en el baño. Y me fui a toda pastilla a desahogarme con Susana. La encontré enseguida se estaba retocando.
- ¡Hola guapa!
- Ya estás aquí, que guay, el grupo se ha disuelto, Marta y Charo se han ido a casa de María a animarla a salir, que está de bajón, y me he tenido que quedar con Isa, que pesada, adivina…
- cazando ¿no?
- efectivamente, lo llevaba bien hasta que ha venido a saludarme Carlos y se ha puesto a tontear con él hasta que lo ha espantado, se cree tan guapa, como sabe que Carlos y yo hemos salido algunas veces, pues tiene que quedar claro que ella es más apetecible que yo. Que se lo quede.
- Yo que venía a ponerla a parir, lo mío en realidad no es tan grave, he venido con Toni, este que te he contando que trabaja en mi oficina, me lo he pasado en grande hasta que ella ha aparecido, con esa sonrisa de preséntamelos que se van a derretir, y cuando Toni se ha ido a pedir, ella me ha dicho que mono, solo porque sabe que había quedado con él esta noche, ¿es tú novio?, imbécil. Ostras, he dejado a Toni con la bebida en la mano, vamos a buscarle.

Cuando llegué a  la pista no les vi por ninguna parte, y le pregunté a Simón por ellos, y este me dijo que les había visto salir, me giré a Susana y le dije esta es nuestra oportunidad, desaparezcamos, y nos fuimos a la francesa, nos fuimos a la disco, mojito va mojito viene, y a bailar. A las 5, los Pura López ya no me parecían tan bonitos y decidí retirarme. Susana y yo compartimos taxi y a dormir.
Cuando ya estaba en la cama, sonó un mensaje, pero ya no tenía fuerzas para levantarme.
Y aquí estoy a las cuatro con un hambre que no veas, me ha llamado mi hermana que me trae los restos de la paella que ha hecho Mamá a medio día. Ya me he bebido 2 litros de agua.

Por cierto el mensaje era de Toni:

¿Dónde estás guapa? ¿Te apetecen unos churros con chocolate? Vamos a ir a la Plaza Mayor, ¿te apuntas? Isa viene.

Menos mal que no tuve fuerzas para salir de la cama, ya le contestaré luego.

Continuará...el viernes que viene 

9 comentarios:

  1. Jajaja
    muy bueno! Me encantan las aventuras de Avelina...ya estoy esperando la tercera entrega
    Un besito
    PD Creo que todas conocemos a algún personaje como Isabel!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!! jejeje a mi también me encanta aunque ya lo había leído antes de la publicación (ventajas que tengo jajaja).
    Sí, por desgracia puedo afirmar que conozco a este tipo de chica como Isabel!!! aunque sólo me ha pasado una vez!!
    Bueno a ver que pasa con Avelina la semana que viene..
    besosss

    ResponderEliminar
  3. sisisisi, me gustan estas aventuras, tuve que irme a la primera ya que no conocía todavía a avelina, pero ya la sigo. besos y feliz finde

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Sushi y Eva, me animais a seguir. Besitos y feliz finde.

    ResponderEliminar
  5. que graciosa Avelina!!!

    no quiero oir hablar de mojitos, jeje! creo que este finde tb he tomado algunos... :)
    besitos

    rose

    ResponderEliminar
  6. cuantas isas hay por el mundo!! jejeje!!
    un besote

    ResponderEliminar
  7. jajajaj me parto, voy a leerme los demás capítulos, me he perdido un montón!

    ResponderEliminar
  8. excelente capítulo, lo imagino todo! gracias!

    ResponderEliminar
  9. excelente! me imaginé todo! gracias!

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios