30 ago. 2016

Tumbarse en la playa,¿misión imposible?

Hola, el otro día estuve pensando que este verano apenas he estado en posición horizontal en la playa, tampoco me he sentado mucho. ¿Habéis tomado mucho el sol?

Confieso que he ido mucho a la playa y a las rocas pero en las ocasiones en que he ido a la `playa - salvo excepciones- he ido acompañada de mis sobrinos resultándome tarea imposible tumbarme aunque fueran cinco minutos seguidos  y agarrar un libro jejeje. Nunca he perdido la esperanza,  la mayor parte de los días de playa con los sobrinos- que, afortunadamente, han sido muchos-  al preparar la bolsa metía el libro de turno, casi segura que no vería la luz de la playa  pero yo lo metía cada vez, jajaja, ¡ilusa! Al hilo de este pensamiento recordé un artículo de Harpersbazaar que me encantó, va en la línea de lo que me gusta, actrices del cine clásico, ¡cómo posaban, cómo vestían!

Precisamente en ese artículo a modo de inspiración ponían imágenes de actrices  tomando el sol, tumbadas, sentadas. Muchos volvemos de las vacaciones en septiembre pero muchos otros se van. Como privilegiada mallorquina vuelvo al trabajo pero seguirán las tardes y fines de semana de playa unos 40 días más. Igual consigo tumbarme después de todo.

Ir con niños a la playa es otro concepto de playa y no es descansado pero ellos disfrutan mucho y consecuentemente tú también, hay muchas risas y momentos divertidos, al mismo tiempo hay cierto nivel de estrés  y algún que otro gruñido, pero luego sólo recuerdas las risas y los enfados se diluyen, es la magia de los niños y esto último no lo digo de cachondeo, tienen la virtud de hacerte reír y sonreír de veras.

Si te parecía imposible correr por la playa en bikini prueba de ir con niños intrépidos. Tendrás que afrontar momentos de auténtico ridículo, correr detrás de un niño en bikini moviendo los michelines no es algo que hubieras planeado, ¿verdad? Pero lo haces y no lo piensas...

Si siempre has querido ser un sherpa tendrás la oportunidad de ejercer temporalmente, sudar a mares mientras intentas que los niños te sigan a una distancia prudencial o no se separen de ti.

Créeme,  mientras tu intentas lidiar con el peso, esperando el latigazo que va a partir tus lumbares, los niños tienen la habilidad de querer pararse a observar cualquier chorrada. Si crees que es cruel pensar así espera a parecer una mula, que si juguetes, sombrillas, flotadores, mil cosas  que sabes que no utilizarás, pero que  puede crear una especie de tragedia griega en el universo de los niños si no forma parte del equipaje para la playa. Me encanta cuando los niños se sorprenden ante cualquier novedad pero hacerlo al sol, cargada con mil cosas mientras chorros de sudor se meten en tus ojos sin ninguna mano libre para limpiarte la cara es otra historia...
  
Otro aspecto positivo, porque la verdad es que pese a lo dicho, es bonito ir a la playa con niños, es que te vuelves más tolerante y comprensiva. Recuerdo, entre muchas anécdotas que me hacen sonreír, a mi sobrino Miquel empeñado en llenar un cubo de arena con la pala. No es nada del otro mundo, pensaréis, salvo que el cubo era el cubo de otra niña que jugaba con el agua que previamente había metido en su propio cubo y que había colocado bajo la sombrilla entre las piernas de su atenta madre. Mi sobrino venía a nuestra sombrilla, cogía la arena con su pala y ni corto ni perezoso,  andaba  unas cuantas sombrillas más allá, para seguir llenando el cubo colocado entre las  largas piernas de la madre de esa niña desconocida que le miraba sin inmutarse,  os aseguro que Miquelet se quedaba tan pancho y lo repetía y lo repetía...por suerte los adultos nos mirábamos divertidos ante la ocurrencia.

Publiqué hace unas semanas esta foto en mi perfil  personal de Facebook y en el  Instagram del blog la titulé "otro estilo de playa". Última hora de la tarde y juguetes por todo...¿quién se tumba en la playa? Aunque si hacéis click en Facebook e Instagram iréis directos a las páginas del blog por si todavía no nos seguís. Hay que aprovechar para promocionarse.

Esta foto es muchas veces el adverso de algunas de mis puestas de sol ;)




Menos mal que a días me voy a las rocas y nado una horita o más, o me quedo en remojo.

Aunque no creo haberme tumbado con tanto estilo jamás la verdad es que es un gusto ver estas fotos con las que os dejo.

Rita Moreno



Grace Kelly



Brigitte Bardot




Annette Stroyberg o también conocida como Vadim



Francoise Arnoul



Marilyn Monroe



Annette Vadim



Anne Bancroft

Liz Taylor




Fuente de las fotos:
Harpers Bazaar via Getty Images
Revista Life
http://avasgal.tumblr.com/
24femmespersecond.tumblr.com
https://pleasurephotoroom.wordpress.com

vintagebarefoot.tumblr.com






5 comentarios:

  1. jajaj cuando voy con la peque sobri a la pisci acaba arrasando todo el cesped con juguetes

    ResponderEliminar
  2. Oh! Como madre de dos...sé muy bien a lo que te refieres, jajaja.
    Yo este verano he ido primero a caminar, con mi madre y era puro relax y luego con mis hijas, ya a bregar. Eso sí, hacer lo primero ha implicado que me he levantado a las 7 en Julio y Agosto, que se dice pronto.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa!!
    Uichs yo no me tumbo con tanto glamour en la playa, jajaja.
    Con la nena pues tampoco paro lo suficiente como para posar, cuando no estamos haciendo figuras en la arena, estamos en el agua o dando un paseo... el caso es no parar...así que te entiendo...
    Besines

    ResponderEliminar
  4. Que fotos tan bonitas!!!!, aunque he ido a la playa no lo he hecho tanto como me hubiera gustado, no me gustan las playas de roca y tampoco las tengo cerca pero afortunadamente en Valencia no todas las playas son como La Malvarrosa que está colapsada y podemos encontrar otras opciones.


    Besos

    ResponderEliminar
  5. ja ja aaj cierto que cuando vas con ellos no te estiras un momento... Yo cuando se va mi marido con ella al agua entonces es cuando aprovecho, aun así siempre estoy con el ojillo vigilándolos a los dos, padre e hija... que no me fio un pelo.
    La tranquilidad con la que vas a la playa sin niños no tiene nada que ver cuando vas con ellos... Ya ni te preocupas si te pones morena o no.. en fin... es otra fase!! ja aja aj
    el blog de renée

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios