12 mar. 2011

AVELINA XXXIX


Ya era miércoles, menos mal que el principio de semana había bajado considerablemente el ritmo, había tardado todo el domingo y parte importante del lunes en recuperarme de tanta marcha, con Toni todo marchaba bien y había empezado a coger forma mi proyecto de la sala de estar de Rosa, hacía ya mas de una semana que no sabía nada de Juan Carlos y previa consulta con Toni decidí quedar el viernes con él, quería que cenáramos los tres, y así Toni le conocería.

 El lunes Carlos había vuelto de su viaje de negocios, el fin de semana había aprovechado para visitar a unos amigos, y la verdad Susana se lo había tomado muy bien, tal vez exagero cuando le digo que es una dependiente o tal vez este no le de motivos para serlo, no se, la cuestión que para celebrar su retorno a casa decidieron salir a cenar, Rosa es de aquellas personas que tienen la virtud de escuchar, de aquelllas a las que una personalidad como la mía, que cuando se anima habla por los codos, no le molesta, a veces me he encontrado a mi misma hablando y hablando y ella siempre me escucha y muestra interés, siempre me ha dado envidia esa característica, la gente así sin duda ayuda mucho. Por lo poco que se de Carlos el era de los que le gustaba hablar, además de ser uno de esos hombres que siempre te roba unas risas. Según me había contado Susana salieron a cenar, la verdad es que Susana no come mucho y aunque aprecie la buena comida suele conformarse con saciar el estómago, otra de las carácterísticas envidiables que tiene, se ve que la miro con ojos de amiga, la cuestión que a ella la veo eternamente delgada, mientras que a mi me veo en un futuro un poquito gordita, sí dejo un día de tener esta vida tan activa, esa será lo que creo que me pasará, fueron a comer una pizza en una pizzería que hacen las pizzas al horno de leña, uno de esos en donde el parmesano lo rayan al momento. Susana como siempre iba perfecta, todo en su sitio. Ningún pequeño fallo. Carlos estaba muy contento y muy intusiasmado por contarle con todo lujo de detalle su fin de semana.

-No sabes lo bien que me lo he pasado. He salido tanto el viernes como el sábado.-Dijo Carlos a lo que Susana puso cara de extrañada.
-Parece mentira.
-Sí ¿no?, no es muy justo por mi parte, tú siempre quieres salir y yo solo quiero estar en casa contigo, sin llevarte a bailar, pero un día de estos te sorprendo y salimos.
-Vale. Yo salí el viernes con las chicas.
-¿Y qué tal os lo pasasteis bien?
-Estuvo bien.
-Nosotros el viernes fuimos a un local de coctels, me encantó, además nos lo pasamos muy bien.
-¿Y cúal tomastes?
-Un collins.
-¿Y qué lleva?
-Es un coctel con ginebra, agua gaseada, jugo de almibar y no recuerdo que más es súper refrescante, aunque no se si prefiero el gin tónic ahora que lo pienso, pero quedaba un poco cutre lo de pedirme un gin tónic, y al final bebí collins, aunque el local estaba muy bien, fue por la compañía, ya hacía que no les veía, casi no te he hablado de ellos ahora que lo pienso.
-Sí la verdad es que sólo se que son hermanos y que estudiaron contigo, a parte de eso no se mucho más- Ella le miraba atontada, iluminada por verle, y entre sus palabras enseñaba los dientes sin poder evitar sonreir.
-Bueno, no se, planteado así, bueno en realidad son mellizos, por eso los dos iban a clase conmigo, antes de terminar el instituto sus padres se mudaron, en realidad vivían aquí por el trabajo de su padre, pero una vez que pudieron volver a Barcelona, así lo hicieron, bueno en realidad ellos son de Castelldefells, la cuestión que independientemente de los años transcurridos seguimos siendo amigos como en el instituto, a veces estamos meses sin hablarmos, aunque yo aprovecho cualquier ocasión para visitarlos y en lo últimos tiempos he podido bastante, ya que viajo mucho por el trabajo, así enlazo, son muy divertidos, los tres, que guay, sabes son de aquellas personas que aunque no están día a día cuando los ves, y hablas con ellos sientes que son importantes.
-Qué guay.
-Vaya, y tú cuéntame algo.
-¿Qué quieres que te cuente?
-No se, ¿qué has hecho sin mi esta semana?-Se lo preguntó a la vez que le cogió la mano.
-Bueno, he trabajado un poco, he hecho mucho deporte, he terminado el libro que me dejastes, y he visto, mujeres desesperadas, no se que haré cuando ya no pueda ver las series online, con lo práctico que es.
-Y lo barato.
-No si ya, yo comprendo que no es justo que uno haga una producción y que luego miles de personas la vean gratuitamente, y seguro que esto puede terminar con la industria del cine, pero es tan práctico, ya no se trata del dinero, sabes lo bien que va que no tengas que guardar cd's, ni nada, lo visualizas online y no tienes por que preocuparte de guardar nada.
-Bueno, eso ya lo puedes hacer ahora, simplemente que para que vas a pagar si es gratis.
-Tienes razón, lo más seguro sea que me guste por lo barato que es.
-Puede ser. Cómo te he echado de menos.
-Y yo.
-Hoy dormimos en mi casa.
-¿Y eso?
-Por que nunca vamos a mi casa, siempre vamos a la tuya, y tengo ganas de que la veas.
-Pero allí no tengo ninguna de mis cosas.
-Yo las primeras veces que vine a tú casa tampoco tenía nada allí.
-Bueno vale.
-Vas a querer postre.
-No, ya estoy llena.
-Qué, nos vamos pues.
-Qué prisa te han entrado.
-Tengo muchas ganas de besarte, y tocarte.
-Ya veo que me ha echado de menos.
-Yo nunca miento, vamos a pagar a la barra.
-Jo.-Se rió- Vamos.

Salieron del restaurante con ganas de estar totalmente a solas, cogieron un taxi, y en un periquete estuvieron en casa de Carlos. Cuando entraron, Susana enseguida vió cosas que la sorprendieron, cosas que mostraban aspectos de la vida de Carlos que ella todavía no conocía, no sabía el porque pero todavía no conocía la morada de su principe azul. Carlos se distanció de ella mientras que ella miraba unas fotos de él años atrás, le reconoció en las fotos, aunque le veía muy cambiado y derrepente empezó a oir la canción de somos novios, la versión original, cantada por Machín, y se sorprendió que a su novio le gustara Machín. Hacía mucho tiempo que no la oía, y entre pensamientos el llegó y la cogió de la mano, y se puso a bailar con ella, y ella que era más bajita que él puso su mejilla sobre su pecho, y aunque fue como un suspiro, ya que la canción no da mucho de sí, disfrutó ese instante.

-¿La pongo otra vez?-Le preguntó.
-No, tengo sed, me traes agua.
-Vale.-Y desapareció por el pasillo, estaban en la sala de estar. Ella le esperó de pie.
-Aquí tienes.-Ella bebió enérgicamente y se bebió el vaso agua de un sorbo.
-Qué sed tenía, gracias.- Él recogió el vaso con la mano izquierda y le entregó un paquete con la derecha.
-¿Y esto?
-Un detalle.
-Gracias.- Lo abrió y eran unos pendientes, monísimos, algo hyppies.-Qué chulos, gracias.
-Los he comprado de plata por si eres alérgica.
-No,no lo soy.
-Mejor.-Se dieron un beso.-¿Nos vamos a la cama?
-Vamos que me muero de ganas.

17 comentarios:

  1. Vaya momento romántico, la espera a merecido la pena, pero siempre me quedo con ganas de más ;) Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Ayyyy me encantooooo por dios!!!! que bien que escribis!!!!
    besosss

    ResponderEliminar
  3. Que divertido, se hace corto!!
    Buen finde, chicas!!
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Ays... no es justo... siempre que te leo me quedo esperando que el texto sea más largo...

    Un saludito! :(

    ResponderEliminar
  5. jooo me encantaria saber escribir!! esperaremos al proximo texto =)

    un besazo!

    ResponderEliminar
  6. que bonito!

    que arte escriviendo!

    ojala se me diera la mitad de bien!

    :)

    un besito*

    ResponderEliminar
  7. Que maravilla de relato, me ha dejado enganchadísima! Muy romántico.

    Bss.
    http://melancora.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. qué precioso!
    nunca había entrado en el blog!
    me ha encantado!
    Muakk

    ResponderEliminar
  9. que emocion!!! la verdad es que las citas con final feliz son apasionantes!

    xoxo

    another woman

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado conocer un poquito más a Carlos y a Susana!

    ResponderEliminar
  11. Mmmmmm que interesante, hacen buena pareja Carlos y Susana.... pero está un poquito nerviosa la pobre ¿verdad?

    Un beso.

    www.lacajademary.blogspot.com

    ResponderEliminar
  12. Qué relato más romántico, me encantan este tipo de relatos, lo malo es que luego pienso que es la realidad y me doy cada batacazo...jejeje... menos mal que soy optimista!
    Feliz finde guapa!

    ResponderEliminar
  13. Wonderful pics!
    Nice blog1
    Follow me? I'd be very happy if you do it!
    Thank you so much!
    www.cipollainspiration.blogspot.com

    ResponderEliminar
  14. Qué preciosidad de fotografía! Tanto colorido me encanta.Me alegro de que lo pasaras bien :)

    Un beso grande desde
    http://yoavogueytuacalifornia.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  15. Hola guapa, pásate por mi blog, tiene sun premio!

    http://terra-de-nadie.blogspot.com/

    Un beso!

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios